COLUMNA » POLÍTICA  17/04/2017 07:16 hs.
Sobre llovido, mojado
por Silvano Pintos
COMPARTÍ ESTA NOTA
0
0
1

¡Contále a tu amigo/a de ésta nota!







Pregunta de seguridad: ¿Cuánto es: ?
No fue una semana santa tranquila para los jujeños. Dos hechos conmovieron la serenidad religiosa que esperaba otro tipo de hechos más vinculado a la feligresía católica, que a las desventuras políticas que atraviesan a nuestra sociedad.

La situación generada en la Facultad de Ciencias Agrarias con estudiantes y la policía que irrumpió en un predio que tiene jurisdicción nacional, tomo a todos por asombro por las características con que se efectuó este operativo, las circunstancias que lo envolvieron, las explicaciones que no lograron satisfacer a gran parte de la población y las lógicas repercusiones que tiene a la cuestionada institución policial en el centro de la escena.

Llama la atención el procedimiento realizado, por la cantidad de móviles utilizados en predios que dependen de la Unju. Cuesta creer, entonces, que la policía no haya considerado este punto a la hora de proceder. Es sabido por todos que los predios de la universidad no es jurisdicción provincial. Cabría preguntarse quién dio la autorización a ingresar y porque no se dio el aviso correspondiente a las autoridades de dicha facultad. Las primeras respuestas que partieron desde los organismos de seguridad, no fueron satisfactorias y abundaron en generalidades.

Obviamente que la respuesta dentro de los claustros universitarios no se hizo esperar. Una sistematizada desaprobación  fue el argumento esgrimido desde todas las facultades de la UNJU, escuchándose el repudio como unánime respuesta desde el momento mismo que comenzó a difundirse lo sucedido a través de las redes sociales. Alumnos auto convocados, duras críticas desde Adiunju y comunicados de todas las facultades fue el denominador común dentro de un hecho cuestionable por donde se lo mire. Incluso el propio Gobernador salió a criticar esta situación, anunciando que tomara medidas dentro de la institución policial. Es decir, se avecinan cambios.

Pero también hay que considerar que  hubo hasta una aumentada valorización al calificar este hecho como “la Noche de los Bastones Largos”. La Noche de los Bastones Largos fue el desalojo por parte de la Dirección General de Orden Urbano de la Policía Federal Argentina, el 29 de julio de 1966, de cinco facultades de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ocupadas por estudiantes, profesores y graduados, en oposición a la decisión del gobierno militar de Onganía de intervenir las universidades y anular el régimen de gobierno. Fueron detenidas en total 400 personas y destruidos laboratorios y bibliotecas universitarias. De ahí a comparar lo sucedió en Agrarias con este hecho histórico, es tan distante como los años que lo separan.

Pero sobre llovido, mojado. Mientras las redes sociales y los medios de comunicación tenían como tema principal lo ocurrido en los ámbitos universitarios, se filtró un audio en donde se pide coima a un empresario por parte de un supuesto funcionario público para “cajonear” expedientes. Otro mal trago que tuvo Gerardo Morales, quién desde Tarija, instruyó para que se investigue también este tema. La Oficina Anticorrupción ya tomó cartas en el asunto y comenzó su propia tarea investigativa. Lo acontecido es de una gravedad que no debe ser dejada a un lado, ni mucho menos. Son situaciones complejas que ponen a prueba la credibilidad de una gestión que debe comenzar a mostrar ante la sociedad la transparencia pregonada desde siempre. Esto no debe quedar en una simple expresión de deseos o de argumentos coyunturales. Tal como se dijo se debe llegar hasta el fondo para que la sociedad conozca quienes son, despegar de las dudas a las instituciones públicas involucradas y garantizar el accionar de la justicia en una comunidad que espera el cumplimiento de la ley, ni más ni menos; pero sobre todo depurar de la gestión a quienes llegaron con intenciones contrarias a las que se pregonaron en su momento.

Como era de suponer, las llaves del edificio del PJ no fueron entregadas como se resolvió en la justicia. Es más, no hay intenciones de que así sea. El interventor de este partido Celso Jaque fue terminante al señalar que tratan de que el justicialismo no participe en las próximas elecciones. Desde el sector que se atribuye la autoridad partidaria, fueron claros al señalar que siguen desconociendo a la intervención. Esto genera una puja en donde los afiliados miran para un lado y para el otro. Pero también es cierto que los tiempos electorales corren y no se observa una reorganización dentro de los sectores desplazados por las autodenominadas autoridades partidarias de cara a las elecciones de octubre. Y es un tema que debe resolverse con prontitud, porque se ingresará indefectiblemente en el mismo camino que lo llevó a la derrota en las pasadas elecciones. Y eso será difícil de digerir por segunda vez consecutiva. 

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

RSS

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player