La novela que debe definir el campeón de la Copa Libertadores parece que podría tener otro capítulo. Más allá de la presentación, cuya respuesta puede demorar meses, suena difícil que Boca pueda imponerse en el escritorio en el caso de que River lo supere el domingo en la cancha.

Después del fracaso de la apelación a la Conmebol confirmado ayer, la dirigencia xeneize no perdió tiempo y acudió en el primer día de los 10 de los que disponía al Tribunal de Arbitraje (TAS) radicado en Suiza, como último recurso.

Ahora el xeneize debe presentar los fundamentos que respalden su pedido, mientras que River tiene 20 días para hacer su descargo.

Esta instancia es la más complicada de prosperar para el reclamo de un Boca que, de ganar en Madrid, echará automáticamente por tierra la presentación. Y, si llega a perder, parece imposible que despojen a River del título tanto tiempo después.

FUENTE: TyC Sports
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario