De acuerdo con el Área de Conservación Spur Cross Ranch, se querían robar unos sapos, de aspecto inocente que producen uno de los psicodélicos naturales más potentes de la Tierra, del desierto de Sonora.

Según KNXV, filial local de ABC, desde entonces la policía inició una investigación sobre los bandidos, que supuestamente lograron huir con un puñado de sapos. Desafortunadamente para ellos, pasaron caminando justo frente a una cámara de seguridad que los sorprendió en el desierto con una bolsa de supermercado.

Encontraron un tucán en El Carmen 2 (1).jpg

Los sapos producen un veneno que contiene 5 MEO DMT, un psicodélico extremadamente potente que los chamanes han estado cosechando durante décadas. Ingerir el veneno del sapo es bastante mortífero para los perros y los mapaches, pero con los humanos puede inducir un estado eufórico, a veces con alucinaciones visuales.

El biólogo local Randy Babb le dijo a ABC 15 que los ladrones probablemente querían lamer a los sapos, para drogarse con el veneno. Los usuarios ya descubrieron cómo extraerlo de los sapos acariciando las glándulas de sus espaldas, permitiéndoles secarlo en forma de cristal para poder fumarlo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario