Hoy abordaremos Enfermedad Articular en Caninos

Muchas veces nos encontramos con un animal de edad avanzada y el propietario nos dice: ya no es el de antes, no juega, se pasa  todo el día echado, esta de mal humor, e inmediatamente la respuesta es “Y,  los años no vienen solos ..., es la edad” ,  la mayoría de la veces son producto de DOLOR, si dolor crónico, que nuestro fiel amigo padece y lo va manifestando como puede o como sabe. Y a veces nos sorprendemos cuando al recibir tratamiento rejuvenecen como por arte de magia.

Las enfermedades Osteo-articulares son muy comunes en  veterinaria, dentro de éstas tenemos  las artritis, que pueden  ser de origen infeccioso, traumático y auto inmune entre las más comunes.

El otro grupo abarca las llamadas antiguamente artrosis, que se diferencian de las anteriores por no poseer el componente inflamatorio agudo,  clínicamente observable. Este grupo, es el más común en medicina veterinaria, la hoy denominada Enfermedad Articular Degenerativa (EDA).

Cuando una articulación, comienza a trabajar mal, por ejemplo cuando existe sub-luxación o alguna deformación leve; la articulación trabaja con un pequeño juego y va provocando un desgaste desparejo en la misma, otro caso es cuando el eje del miembro se encuentra alterado, esto provoca un sobre esfuerzo en una zona de la articulación que induce a cambios degenerativos.

Estos cambios van avanzando y se continúan con contractura muscular, aumento de la tensión en la cápsula articular y ligamentos e  induce al sobre-crecimiento  óseo peri e intra articular llamados osteofitos, entesofitos, etc. Las articulaciones más afectadas  Cadera, Columna, tarsos, carpos, codos y rodillas (en ese orden).

Todos estos cambios son acompañados por diferentes grados de dolor pero siempre presentes y en forma crónica que empeoran aún el cuadro.

Al inmovilizarse el animal el cartílago articular deja de nutrirse y se endurece y se gasta más rápido.  

Un ejemplo muy común es la displasia de cadera en donde el animal nace con una alteración anatómica que con el tiempo se correlaciona con los diferentes cambios ya expuestos, provocando dolor e incapacidad en el animal.  

Existe la manera de prevenir estas enfermedades, primero realizando un diagnostico temprano, que este se puede realizar  desde edades tempranas. Otra opción es en razas predispuestas utilizar medicamentos preventivos.

El tratamiento de estas enfermedades depende del estadio y las opciones de tratamiento son:

Nutrición

La nutrición es un punto a veces determinante ya que un mal balance de calcio-fósforo /energía puede acelerar la aparición de los signos y en algunos casos provocarlas.

ES IMPORTANTE UNA BUENA ALIMENTACION YA QUE ESTAS ENFERMEDADES SON EN MUCHOS CASOS EL PRODUCTO DE LA MALA ALIMENTACION DURANTE AÑOS.

También existen alimentos balanceados que previenen o atrasan la aparición de los signos y otros que se utilizan como tratamiento.

Anti Inflamatorios No Esteroides (A.I.N.Es.)

Muy importantes ya que detienen los cambios inducidos por la inflamación y calman el dolor. Otro efecto beneficioso se produce al aliviar el dolor; el animal continúa moviéndose y por ende beneficia la salud articular y retrasa la atrofia muscular.  Estos analgésicos se recetan muchas veces en forma crónica, por lo tanto se deben utilizar solo aquellos diseñados para tal fin.

Importante:

los analgésicos deben ser prescriptos por el Médico Veterinario, ya que es muy común que los propietarios den a su mascota analgésicos de uso humano que causan severos trastornos e incluso la MUERTE.(ejemplo DICLOFENAC)

Es conveniente realizar análisis sanguíneos de control.

Analgésicas Opioides

Son un complemento cuando los A.I.N.E.S. fracasan o no se pueden utilizar.

Cóndroprotectores

Ayudan en la nutrición del cartílago articular  y aumentan la calidad y cantidad del líquido sinovial retrasando el avance de la enfermedad, en estudios clínicos se ha comprobado  que mejoran considerablemente la sintomatología

Fisioterapia

Es muy importante y existen diferentes técnicas para el tratamiento; siendo la natación la más adecuada.  

Cirugía

En algunos casos son curativas y en otros casos mejoran considerablemente los signos. Siempre se deben realizar antes de que haya atrofia muscular.

Control del peso

Es fundamental un estricto control de peso ya que en ocasiones solo con bajar de peso se controla el dolor y mejora la movilidad.

Evitar el frío

 El frío exacerba el dolor, es muy importante aislar a aquellos animales del frío utilizando colchonetas y evitar  que  duerman  a la intemperie o en el exterior.

En el invierno  recaen  los pacientes con Enfermedades Osteoarticulares e incluso aparecen los nuevos.

Signos a tener en cuenta para consultar al Médico Veterinario

Dificultad al levantarse - Claudicación intermitente  - Atrofia muscular

Adelgazamiento  - Cambio del carácter - Agresividad - Sedentarismo

Mal estado general  - Infecciones frecuentes (principalmente piel, en zonas de prominencias óseas)

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario