Un hombre recorría un bosque en Minnesota (EE.UU.) en busca de hongos y se topó con un ciervo con dos cabezas que estaba tirado en el suelo, secó y limpio. Aparentemente había fallecido recientemente.

El hallazgo fue derivado a investigadores de la Universidad de Georgia para examinarlo. Luego de los análisis, se determinó que no se trataba de un animal con dos cabezas, sino dos ciervos siameses que comparten un solo cuerpo. Los científicos lo calificaron como “sorprendete” e “increíble”, que demuestra las rarezas que a veces existen en la naturaleza.

bambi de dos cabezas 2.jpg

Luego de realizar una tomografía del animal, los investigadores concluyeron que cada gemelo tenía su cuello y su cabeza completamente separados, pero compartían un único cuerpo. Tenían pieles normales, cabezas y piernas normales, e incluso patrones de manchas "casi perfectas" corriendo por sus cuellos.

"Es sorprendente y extremadamente raro", afirma Gino D'Angelo, autor principal del estudio. "No podemos siquiera estimar la rareza de esto. De las decenas de millones de cervatillos que nacen anualmente en los EE. UU., probablemente haya anormalidades que ocurren en la naturaleza que ni siquiera conocemos".

Las pruebas realizadas en los pulmones sirvieron para determinar que el animal llegó a nacer pero nunca respiró, además descubrieron que tenían un hígado mal formado que compartían.

"Su anatomía indica que los cervatillos nunca habrían sido viables", señala D'Angelo. "Sin embargo, fueron hallados limpios y en una posición natural, lo que sugiere que la hembra trató de cuidarlos después del parto. El instinto maternal es muy fuerte".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Con la lesión de Romero, ¿quién debe atajar en el mundial?

Armani
Caballero
Guzmán
ver resultados