La Policía de Indonesia hizo un operativo antidroga y quemó un total de 3,3 toneladas de marihuana, pero no tuvieron en cuenta que la gente del pueblo no tenía máscaras y aseguran que los efectos se sintieron en casi todos los habitantes.

La idea era demostrar la cantidad de droga que habían incautado a bandas narco, por lo que armaron una fogata en el medio de la ciudad de Tangerang incendiando una carga de casi un millón de dólares.

“Tengo mucho dolor de cabeza”, decían algunos residentes de la zona que no habían tenido la protección ante el operativo policial que no tuvo en cuenta los efectos en la población.

Además, quemaron metanfetamina, pastillas de éxtasis y heroína. Todo había sido confiscado en los aeropuertos de la zona y distintos operativos.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario