Oncología veterinaria… viendo las cosas de otra perspectiva. Muchos clientes llegan a nuestra clínica atemorizados sobre la posible pérdida de la vida de sus mascotas ante una enfermedad llamada cáncer. En sus mentes, el cáncer es, de hecho, una sentencia de muerte en una palabra.

Lo triste es que muchos miembros de la salud pública y veterinaria, también creen que el cáncer es un viaje de ida hacia la muerte. En realidad eso no siempre es cierto, de hecho comparado con la enfermedad cardiaca o renal, el cáncer en ocasiones es la más curable de las enfermedades crónicas y se puede brindar atención mientras se mejora la calidad de vida de la mayoría de los enfermos.

En resumen se puede y debe ayudar a todos los pacientes. Independientemente de nuestra cultura la mayoría de nosotros ha sido adoctrinado desde la edad temprana sobre lo horrible del cáncer y su terapia. Estos mitos actúan como barreras que muchas veces impiden una terapia temprana y decisiva. Envuelven a la enfermedad en una nube que oculta la verdadera comprensión y visión que bloquea toda esperanza.

Procedimientos quirúrgicos como amputación se perciben como traumáticos para el paciente y diferentes tratamientos médicos se ven ligados a horribles efectos colaterales o financieramente devastadores, con poco beneficio para el paciente y hacen que nos preguntemos ¿vale la pena? Pero la meta es indiscutible, mejorar o mantener la calidad de vida de nuestros pacientes. Es cierto que a veces debemos sacrificar la calidad, estos, deben ser temporales y hacerse solo para alargar la vida y con mejor calidad en forma significativa.

 Muchas veces nos preguntamos si vale la pena encarar la enfermedad en un animal de edad avanzada, siempre es necesario poner en la balanza que se gana y que se pierde, es posible aumentar la calidad de vida y nosotros preguntamos si ante esta enfermedad con diferentes métodos podríamos aumentar la sobre vida en un 20%, lo haría? para una persona equivaldría a vivir 10 años mas ¿vale la pena? Ver crecer a nuestros hijos o nietos ese tiempo, creemos que sí. En el caso de un canino que la expectativa de vida en mucho menos, 2 años mas equivaldría a 10 años de una persona, es acá en donde es necesario un cambio de filosofía. Es necesario actuar con rapidez y no dejar pasar ni un día más ante la presencia de una masa de cualquier tipo. No es válido esperar y ver qué pasa. Consulte siempre a su veterinario de confianza.

Raúl I. Alcoba

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario