Mientras se acostumbraban a una nueva vida, ella continuaba con la licencia por maternidad de la cual gozaba. Maestra de francés de sexto grado, la mujer disfrutaba de su pequeña Adele de sólo 10 meses.

Pero el drama y la tragedia llegaron de repente a la vida de la familia. Hacía tres años habían comprado la cabaña a orillas del lago Einarson, un lugar tranquilo y remoto.

Por una u otra cosa, nunca pasaban allí demasiado tiempo. Pero ahora, con la licencia de Valerie, la familia había decidido a apostar por una nueva vida. Gjermund, el marido, estaba involucrado en la caza legal de animales en medio de una zona boscosa. Y allí pasaba gran parte del día.

Por causas que ahora la justicia local investiga, Valerie Theoret, de 37 años, y su hija Adele Roesholt, fueron encontradas muertas el lunes afuera de su vivienda.

Madre e hija muertas por un oso

El esposo de la mujer dijo que se habría enfrentado por un oso pardo a unos 100 metros de la cabaña mientras volvía de cazar en el área del lago. Después de verse obligado a dispararle al oso y matarlo, el hombre halló los cuerpos de su esposa y su hija afuera de la casa.

"Parece que habían salido a dar un paseo cuando ocurrió el incidente", dijo el servicio forense. La Policía Montada de Canadá dijo que estaba investigando la muerte de dos personas en el área después de un ataque de oso, pero no dio mayores detalles. La familia había vivido en la cabaña los últimos tres meses.

FUENTE: Contextotucumán.com
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario