Efectivos del Escuadrón 54 "Aguaray", del norte salteño, iniciaron una investigación hace tres meses, por disposición del Juzgado Federal de Tartagal, y establecieron cómo miembros de una familia captaban personas vulnerables, preferentemente mujeres, para utilizarlas como mulas para el traslado de cocaína adosada al cuerpo.

Un control de la fuerza sobre la ruta nacional 34, donde se detectó a una mujer que ocultaba droga entre sus prendas de vestir, fue el disparador para observar el accionar de este clan delictivo, que residía en la localidad de Aguaray, a casi 400 kilómetros al norte de Salta Capital.

Las personas captadas, por su estado de vulnerabilidad, accedían a trasladar estupefacientes adquiridos en la ciudad boliviana de Yacuiba, cuyo destino final era la ciudad tucumana de Concepción.

El avance de la causa llevó a los efectivos apostados en Salta a trabajar en coordinación con la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales "Tucumán", y efectuar cinco allanamientos.

En este marco, fueron detenidos, simultáneamente, tres personas en Aguaray, otros tres miembros del clan en Tucumán y un "capsulero o mula", que quedó bajo el Programa Nacional de Víctimas Damnificadas del delito de Trata de Personas.

Este modus de narcotráfico de ingerir estupefacientes es riesgoso para la vida.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario