A los 20 años la diagnosticaron con un carcinoma de células escamosas y desde ahí su lucha ha sido difícil. Pero la joven aún mantenía el anhelo de casarse con su novio Josh.

Durante unas horas, Joanne olvidó su diagnóstico cuando intercambió votos con su prometido frente a 175 amigos y familiares, emocionados de presenciar este momento.

Vestida con un tradicional vestido de novia de encaje blanco, Joanne disfrutó de un hermoso día que incluyó un viaje sorpresa en helicóptero y el pastel de sus sueños.

En agosto de 2016, Joanne se quejó de dolor de cabeza y de pronto despertó con la cara hinchada. “Los médicos dijeron que era solo una muela del juicio infectada y que el peor de los casos era que sería cáncer”, dijo a Daily Mail Australia.Una de sus principales preocupaciones era que a Josh no le gustara su “nueva” versión, pero esos temores se borraron por completo en enero de 2017 cuando él le propuso matrimonio.

Un mes después, el cáncer regresó y la fecha de la boda de Joanne y Josh tuvo que trasladarse hasta el 3 de noviembre. Joanne lo logró y caminó hacia el altar para decir “sí” a compartir su vida con el hombre que nunca se apartó de su lado. Ahora, en cuidados paliativos, Joanne está pensando en como celebrar el día de “destruir el vestido de novia” dentro de los próximos días.

Si bien su futuro puede ser incierto, Joanne está en paz sabiendo que tiene el amor de su vida con ella en cada paso del camino, y una familia que sostendrá su mano hasta el final.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario