Uruguay le ganó 2 a 1 a Portugal en Sochi y avanzó a cuartos de final de Rusia 2018. El equipo del Maestro Tábarez tuvo una excepcional actuación de Edinson Cavani que anotó los dos goles de su equipo antes de abandonar el campo de juego a los 30 minutos del segundo tiempo por una lesión. Uruguay sufrió sobre el final el asedio de Portugal, que no encontró claridad para atacar de un modo ordenado y efectivo, a pesar de los esfuerzos de Cristiano Ronaldo para intimidar en el área. A la estrella de Real Madrid lo terminó gobernando el desgano tras buscar casi siempre por arriba y no tener situaciones que le permitan demostrar su poderío. En el epílogo, Muslera fue clave para no permitirle empatar a Portugal, que buscó hasta con su arquero Rui Patricio.

Otra vez en un Mundial Uruguay dio una muestra ser un equipo rocoso, difícil de llevarse por delante y de voltear. La conexión "bluetooth" entre Suárez y Cavani es admirable cada vez que se produce. El gol del delantero de PSG vino de un centro de Suárez, pero hay un antes: un lateral hecho a las apuradas por Cristiano Ronaldo con Portugal en ataque. Uruguay recuperó la pelota y salió con pases largos por la derecha, con Cavani recostado en ese sector. La pelota va hacia la izquierda desde donde vino el centro de Suárez. No se sabe cómo, pero el jugador de Barcelona sabrá en instantes cómo encontrar a Cavani y servirle un gol

¿Qué es un equipo? Uruguay. ¿Por qué Uruguay es un equipo? Porque sabe a qué juega y qué necesita para hacerlo. El material disponible es el que le marca qué estilo practicar. Es pragmático, término que un día alguien deberá explicar porqué se convirtió despectivo en el fútbol. Juega de un modo que puede concretar y no plantea universos aspiracionales que si no se alcanzan, no importa, total con solo haber querido, en la tertulia futbolera alguien dirá que con la intención ya es suficiente.

Uruguay juega un fútbol terrestre. Un fútbol posible. Suárez y Cavani abren grietas en las murallas con camiseta de otro color, mientras Godin, Giménez y Cáceres levantan sus muros para proteger al resto. Es un grupo de leales a una idea y que la sostienen con lo que tengan. Capaces de cabecear una pelota en el piso cuando ya no se puede jugar con los pies. Muslera desde el arco es el sostén definitivo de toda la estructura.

Cuando Portugal empató con el gol de Pepe, en uno de los pocos instantes en que los centrales fueron superados, el segundo gol de Cavani anestesió el crecimiento de la tropa de Cristiano Ronaldo. El ingreso de Ricardo Quaresma le dio algo más de vuelo a Portugal, que no deja de ser un conjunto algo anárquico, más voluntarioso que consistente.

Uruguay trató de minimizar el efecto escénico por la salida de Edison Cavani por lesión. Con "Cebolla" Rodriguez en el campo (entró por Betancur) y luego Carlos Sánchez, el Maestro Tabárez intentó darle músculo y aire a un equipo que se quedaba sin energía y sin el poder del contraataque. Portugal metió a Uruguay muy cerca de su arco. Y Suárez más cerca de Godin que del arquero Rui Patricio. No es una situación que asuste a los uruguayos. Manejan esa presión y ese estrés sin perder la compostura.

Portugal fue por los costados y buscó con centros hasta el final. Uruguay aguantó y sacó la pelota sin otro plan y sin rubor. Así sacó a Portugal del Mundial y se ve en busca de Francia en los cuartos de final.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se fueron de Moscú. Juntos a la par.

Fuente: La Nación

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario