Paul Walker fallecía ese día en un trágico accidente automovilístico, vaya paradoja, ya que tantas veces salió airoso en la pantalla grande. Fue junto a su "compadre" y socio, Roger Rodas.

En California a finales de 2013 fue cuando tuvo el trágico accidente que le costó la vida, tras colisionar su Porsche Carrera GT rojo contra un poste eléctrico y un árbol y luego de que el auto se viera consumido por las llamas.

Tras la muerte de Walker, tres películas en las que él estaba involucrado vieron la luz: Hours (2013), Brick Mansions (2014) y Fast & Furious 7 (2015), que tuvo un excelente homenaje en el final.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario