COVID-19. 

Hace un año que el uso del barbijo es obligatorio en Jujuy

El uso del barbijo se fue conviertiendo en un hábito que perdura hasta el día de hoy y seguramente lo hará por un tiempo más en la sociedad.

Por  Federico Franco

El uso del barbijo se convirtió en un hábito que la sociedad tuvo que aprender de manera urgente ya que es un baluarte clave para evitar la propagación del COVID-19. En Jujuy, hace exactamente un año, un decreto emitido por el Gobierno provincial manifestaba la obligatoriedad de su uso.

Una semana más tarde, el Gobierno nacional iba a ejecutar la misma acción y así, el barbijo se convirtió en un acompañante ineludible en la cotidianeidad de la ciudadanía. Pero nadie se iba a imaginar que perduraría en la sociedad hasta la actualidad y que seguramente lo hará por un buen tiempo más ya que la pandemia aún sigue su curso y la vacunación avanza a paso lento.

"El uso de barbijo será obligatorio desde el próximo viernes 10 de abril en la provincia de Jujuy como medida de prevención para evitar la propagación del coronavirus", informaban las autoridades del Comité Operativo de Emergencias (COE) de la provincia de Jujuy el 6 de abril del 2020. En un principio, las multas establecidas por el COE eran de mil pesos y luego de mil quinientos a aquellos que salían sin tapabocas.

Tras el anuncio, un sinfín de críticas, temores e interrogantes empezaron a repercutir en el seno de la sociedad y como suele ocurrir siempre, el escenario de los comentarios, fueron las redes sociales. Pasó de todo, después del 10 de abril.

Primero hubo una falta de stock. Algunos con anterioridad se habían abastecido de barbijos ya que era un anuncio esperado porque en otras parte del mundo su uso ya era obligatorio. Eso hizo que, como pasó con el alcohol en gel y otros artículos de limpieza, se empiecen a agotar y escaseen. En un principio la gran mayoría de las personas pensaba que solamente se podían usar los quirúrgicos, es decir, los que utiliza el personal de salud, pero las autoridades y los expertos en el tema, explicaron que cualquier tapabocas sería correcto ya que lo primordial es evitar que se transmita el virus y su principal vía de transmisión era por la boca y la nariz.

Entonces, mucha gente usó su creatividad y se puso a confeccionar barbijos, algo que tanto les hacía falta, porque ese negocio se fue convirtiendo en una oportunidad laboral que emprendedores aprovecharon y lograron darle un alivio a la crisis económica que se había agudizado en ese entonces por las restricciones. También, se empezaron a difundir videos tutoriales donde se explicaba como confeccionaros.

Repentinamente, toda la provincia de Jujuy hablaba de barbijos. Empezaron a salir en varios modelos, tamaños y texturas, luego con dibujos y hasta personalizados según lo que quería el cliente. La sociedad tuvo que acostumbrarse a utilizar este elemento que es esencial para evitar la propagación de los contagios y con el correr de los meses fue acompañado del uso de mascarillas y lentes que protegen los ojos.

Ya pasaron 365 días desde que el barbijo acompaña el andar diario de las personas y hasta se estableció como parte de la moda ya que muchos lo combinan con la ropa. En fin, sea cual sea el diseño, el color y la textura, o por más que moleste llevarlo todo el tiempo, tiene que seguir siendo indispensable cuando salimos de casa porque la pandemia sigue latente y por ende, también deben seguir aplicándose los cuidados.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: