La situación en la localidad de La Quiaca es alarmante y ya se reportaron 38 casos en una semana donde la mayoría se contagió durante las fiestas, también hay quienes llegaron con Covid-19 desde otras provincias y otros que se contagian por pasar a Villazón.

Así lo indicó la directora del hospital de La Quiaca “Jorge Uro”, Fernanda Elias: “En una semana tenemos 38 casos, se notó lo que fueron las fiestas, Navidad y año nuevo, más en las fiestas de año nuevo que hubo muchas juntadas. El 5 de enero aparecieron casos, así continuaron apareciendo los días siguientes. Estamos en una situación bastante complicada porque ya tenemos derivadas 5 personas, una tuvo que ser derivada urgentemente y anoche entraron más pacientes”.

Asimismo mencionó que “todos los casos se empezaron a dar después de año nuevo. Los jóvenes más que nada son los que infectaron a sus padres. Los primeros pacientes llegaron con síntomas más leves, ellos sabían dónde anduvieron y que posiblemente había contraído el virus. Llegaron estudiantes de afuera que ya llegaron con el virus, también la gente que cruza a Villazón, desde ambos lados”.

“Se nota que el virus está pegando un poco más fuerte, la mayoría son jóvenes. También tenemos un niño porque la madre tuvo y el resto son mayores de los 50 años. Desde el 8 de enero venimos trabajando mucho, también llegaron personas de otros países que vinieron al estar habilitado el turismo. Por la frontera están pasando los inmigrantes”, añadió.

En ese sentido, sostuvo que “no recibimos ningún papel que nos diga cómo pasa con esta gente, por supuesto los atendemos y los aislamos como corresponde para controlarlos. Tenemos que estar atentas a la gente que va y viene, es un trabajo muy arduo que se tiene que hacer en conjunto con las autoridades que no dan abasto. Mucha gente viene de Villazón, se juntan y pasan”.

Pasos ilegales

La doctora remarcó que muchas personas pasan de forma ilegal desde Bolivia a Argentina y eso complica aún más la situación epidemiológica que se vive en la localidad de La Quiaca ya que muchos de los casos ingresan desde Villazón.

“Hay que controlar eso, es una frontera muy extensa y los efectivos no dan abasto. Nosotros ya no tenemos la obligación de atender a ciudadanos que no viven en Argentina. El hospital trabaja con el decreto nacional, donde dice que la frontera está cerrada. De todas formas en estos momentos tenemos a un venezolano sospechoso de Covid”, dijo.

También expresó que hace pocas semanas “llegó una mujer embarazada que se instaló en el hospital y quiso tener el bebé ahí. Cuando llegan casos sospechosos de otras provincias se niegan a darnos información, los controles en todo el país están relajados”.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario