El nivel de fanatismo de los hinchas de Boca y River no tiene límites, esta vez un grupo de argentinos judíos y locos por sus clubes encontró una forma de no perderse el Superclásico que se iba a disputar el día sábado.

Jonatan tiene 30 años. Es judío ortodoxo y fanático de Boca. Socio y abonado desde hace años. No se pierde ningún partido en la Bombonera. Sin embargo, los sábados su religión le impide, entre otras cosas, ir a la cancha. En su familia el Shabat se respeta. Esos días, el templo Xeneize no es visitado.

Los sábados, los observantes (un 30 por ciento de la comunidad judía) tampoco pueden trabajar, ni tocar el dinero, ni manejar un auto, encender luces, ni utilizar celulares, ni ver televisión, entre otras cuestiones. El Shabat, que comienza cada viernes con la puesta del Sol y culmina al día siguiente con la salida de la primera estrella, es una jornada de descanso. De introspección. De compartir momentos con la familia y con uno mismo.

Las dos finales entre Boca y River estaban pactadas para los sábados 10 y 24 de noviembre, y por eso Jonatan y un grupo de amigos buscaron la forma de ver el partido sin transgredir las leyes del Shabat.

5be5f2001988f (1).jpeg

“Cuando Boca juega de local los sábados no vamos al estadio porque respetamos nuestra religión. Pero, apenas se definió que las finales se jugaban el 10 y el 24 nos empezamos a preguntarnos a través de nuestros grupos de WhatsApp cómo hacer para ver ese partido histórico”, cuenta y explica lo inexplicable: “Alguien propuso viajar a España y ver el partido allá. Con la diferencia horaria, en Barcelona el Boca-River arranca a las 9 de la noche y el Shabat ya culminó, porque entonces ya salió la primera estrella. Parecía un delirio, pero se prendieron muchos. En total son 35 personas las que salieron el jueves a Barcelona. Llegan a la madrugada española del viernes, pasan el Shabat allá, ven el partido y vuelven.

Finalmente el partido se suspendió por las condiciones climáticas el día sábado y se pospuso para el domingo, por lo que los locos hinchas hicieron un larguísimo viaje al vicio, mientras que podrían haber cumplido con el Shabat y luego ver el Superclásico sin problemas.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario