Otra véz él. Una vez más fue de Messi. Esta vez se cargó a la Juventus con dos goles, un desborde determinante en el tanto de Rakitc y un remate en el palo. Así terminó con el orgullo de Buffon, arquero al que jamás había batido y en la noche del Camp Nou sufrió una muy buena versión del argentino.

La Pulga venía de un triplete al Espanyol por la Liga Española. Así, sumó cinco festejos tras la mala prestación con la Selección en las Eliminatorias, el 0 a 0 frente a Uruguay en Montevideo y el 1 a 1 contra Venezuela en River, desazón de la que este martes se cumple una semana.

Entonces, ¿hay que pensar que la defensa de Venezuela es mejor que la de la Juventus? ¿Que el técnico de la Vinotinto, César Farías, fue más inteligente que Allegri para cerrarle los caminos a la Pulga? No.

Es la misma realidad, la Pulga responde mejor con el Barcelona que con la Selección porque siente mejores sintonías incluso cuando Dembélé, fichaje millonario, no tiene reciprocidad en la generalidad de las jugadas. Sí hubo excelente respuesta de Luis Suárez en una devolución de pared que le sirvió al argentino para someter a Buffon con una precisa definición, el primer tanto que le convierte al arquero italiano, que logró mantener su registro de imbatibilidad ante Leo durante 315 minutos.

La pesadilla de la Juve continuó con un desborde por derecha que sirvió para el 2 a 0 de Rakitic y con el 3 a 0 tras otro zurdazo made in Leo que incluyó un preciso recorrido anulando la marca turinesa.

Fuente: Olé

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario