Buenos Aires.. 

Detuvieron a un sospechoso por el ataque al Grupo Clarín

Se trata de un ciudadano uruguayo vinculado con grupos anarquistas. Además del sospechoso detenido, hay otras ocho personas buscadas por el ataque.

La Policía Federal detuvo esta madrugada en Buenos Aires a un sospechoso por el ataque con bombas molotov contra la sede del Grupo Clarín del lunes pasado, que no generó daños ni heridos, y donde participaron otras ocho personas

El sospechoso es Martin Michel Gallarreta Albin, un ciudadano uruguayo de 44 años con DNI argentino, que fue identificado por el sistema biométrico de la PFA. Al cotejar sus perfiles en redes sociales, encontraron sus fotos con simbología anarquista tatuada en sus brazos y en diversas situaciones de militancia.

Durante el allanamiento en su casa, los perros de la policía hallaron dos bidones con restos de nafta, celulares y una moto, además de cuadernos con simbología también anarquista. Gallarreta, que registró diversos domicilios en la Ciudad, se encontraba desempleado.

Su teléfono fue intervenido, en una causa desarrollada bajo un estricto secreto de sumario. “Tengo miedo de que me pase lo del ‘Gordo Mortero’”, se lo escuchó decir en la línea, en referencia a Sebastián Romero, el militante de izquierda prófugo durante meses por disparar con fuegos artificiales en una protesta frente al Congreso. Ante un riesgo de fuga del sospechoso, se avanzó con el procedimiento, dispuesto por el juez del caso, Luis Rodríguez.

Gallareta será indagado esta tarde.

Otros sospechos por el ataque al Grupo Clarín

Los rostros de los nueve sospechosos, de los cuales tres serían mujeres, fueron obtenidos a mediados de esta semana. Tras un relevo de cámaras de seguridad de la zona, se logró captar a los sospechosos sin sus capuchas puestas y con sus caras descubiertas.

En ese contexto, los investigadores de la Unidad Antiterrorismo de la Policía Federal y la Policía de la Ciudad elaboraron un mapa móvil para identificar las vías de escape e ingresos a la puerta del edificio del Grupo Clarín.

“Cuatro de los agresores viajan en dos motos de baja cilindrada pero no llegan a ver la patente”, explicaron desde la policía. El rastro de las cámaras se detuvo cuando los sospechosos continuaron su fuga hacia la zona sur de la Ciudad, tras separarse en dos grupos. En una de las bombas molotov que no fueron incendiadas se encontró una huella dactilar. Fue cotejada con registros oficiales, pero no se encontró ningún resultado positivo.

En las filmaciones del ataque, que muestran toda la secuencia, se puede ver a los atacantes arrojar las bombas molotov sobre la vereda y el hall de entrada al edificio, provocando un principio de incendio. El diario Clarín informó que no se reportaron heridos ni daños materiales. En el edificio quedaron manchas de combustible y rastros del fuego.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: