Enero siempre se destacó por ser una época esperada por los argentinos por el verano, el calor y por las tan ansiadas vacaciones. Es la época en la que todos esperan recargar energías, descansar de todo el estrés del año y pasar momentos inolvidables que siempre recordaremos. Uno de los dilemas que tienen muchas personas a la hora de salir de vacaciones es qué hacer con sus mascotas, ya que son miembros de la familia y, en muchos casos, no quieren dejarlos solos o al cuidado de terceras personas.

Por ello es que en esta nota te daremos algunos tips sobre las cosas que hay que tener en cuenta para salir de vacaciones junto a tus mascotas, especialmente los perros, que se adapta mejor a estas situaciones que los gatos.

Transporte

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de salir de vacaciones con nuestras mascotas es saber qué tipo de transporte vamos a utilizar.

En el caso de realizar el viaje en avión, hay que consultar previamente con cada aerolínea si se permiten los viajes con mascotas. Según el tamaño del perro, se puede llevar en la cabina, o dentro de un canil en la parte del equipaje, donde tienen un compartimiento especial, presurizado y calefaccionado. Los animales de asistencia o apoyo emocional, sin importar su tamaño, pueden viajar en cabina acompañando al pasajero cuando lo necesita, siempre cumpliendo con todos los permisos que pide la aerolínea previamente. En cuanto a vuelos internacionales, hay que tener el permiso de SENASA para el perro o gato y dependiendo el país, algunos piden que los animales tengan chip, certificados especiales, o vacunas específicas.

Para vuelos nacionales, es necesario presentar la libreta sanitaria al día, con constancia de vacunación antirrábica (según la edad) y un certificado de salud emitido por un veterinario.

Por otro lado, si viajás en auto es importante tener un pretal especial para sujetar al perro con cinturón de seguridad. También es importante colocar una manta encima del asiento para evitar los pelos. Otro tema importante es poner una red de protección entre los asientos delanteros y traseros para evitar que la mascota pase para el lado de adelante, especialmente al asiento del conductor.

Antes de viajar, es importante preparar todo lo concerniente al viaje y a la adaptación de la mascota al mismo, a la estadía y al regreso para que su comportamiento sea el deseado y para no terminar estresando a la mascota.

Esta adaptación puede realizarse con perros pequeños o perros adultos, utilizando siempre premios inmediatos que le indiquen al perro que el comportamiento es el deseado, y que fomenten que lo repita en el tiempo adquiriendo el hábito y positivizando la experiencia.

El perro debe acostumbrarse a permanecer en su espacio dentro del habitáculo con el arnés con el que viajará, con el auto detenido. Se puede comenzar con viajes más cortos e ir aumentando su duración. Los viajes deben ser agradables para el perro, evitar situaciones estresantes como embotellamientos, mantener una velocidad estable, simulando las condiciones de la ruta. Cuando logremos viajar una hora seguida con el perro, está listo para un viaje de larga distancia.

Es importante no alimentar al perro entre 3 y 5 horas antes del viaje, debe viajar sujeto correctamente en el asiento trasero del auto con el arnés o en una caja transportadora, debe poseer una buena ventilación y las ventanas no deben estar abiertas para que no intente salir.

Se debe hacer paradas frecuentes (cada 2 horas) para que se hidrate, camine, orine y defeque, siempre sacarlo del auto con correa. De ser necesario, pueden hacerse pequeñas comidas, pero muy livianas y altamente digestibles. Nunca dejar al perro solo en el interior del auto. Además del riesgo de provocarle un golpe de calor, alguien podría acercarse a él, el perro podría malinterpretar la situación y morderlo.

En el lugar de descanso y al regreso

Durante las vacaciones, es importante que el perro conozca el lugar donde se van a hospedar y no debe salir a lugares comunes sin supervisión de sus tutores. Si llevas a tus mascotas a lugares públicos, siempre hacelo con collar y correa, y con identificación. Es muy importante la sociabilización para que sea una experiencia amigable, alegre, sana.

Para el regreso, es importante tener en cuenta que la vuelta a la rutina debe realizarse de forma paulatina para que la mascota pueda readaptarse a su vida habitual sin problemas. No dejarla sola de golpe y pasearla varias veces al día si es que en las vacaciones disponía de mucho espacio para ejercitarse y al regreso ya no.

Perros con calor 4
Mascotas de vacaciones.

Mascotas de vacaciones.

Los perros y la playa

A la hora de elegir un destino para vacacionar en verano, muchas personas eligen alguna playa en el mar y también hay que tener en cuenta algunos aspectos a la hora de llevar a los perros a una playa.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que "la arena les quema las almohadillas como a nosotros, si a nosotros nos quema estar sin ojotas, a ellos igual. Siempre tener posibilidad de sombrilla para ofrecer sombra", comentó una veterinaria.

Los perros son excelentes nadadores y, si la temperatura ambiente es alta, meterse al mar sirve para que el perro disipe el calor y se ejercite de forma saludable. Es importante que tu perro sepa obediencia básica y puedas comunicarte con él (por ejemplo, que acuda a tu llamado).

Debes mantenerlo cerca y supervisado para prevenir problemas con el oleaje y las corrientes. No permitas que entre en profundidad. Al final del día, enjuagalo con agua dulce limpia y secalo con toalla. Secá sus oídos suavemente con un algodón envuelto en tu dedo y no usar hisopos. Evitá que ingrese al mar si está enfermo o tiene heridas abiertas.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario