Carlos Broitman, abogado de la mujer que pegó bengalas en el cuerpo de su hijo para ingresar a la cancha de River durante la superfinal brindó polémicas declaraciones para defender a la madre que fue condenada a 2 años y 8 meses.

“Esta señora, cristinista, ultra K, decidió hacer una protesta pacífica en la cancha de River. Quería demostrar que no hay seguridad y contra el G20”, dijo en diálogo con el programa Intratables. “No puso en riesgo la vida de nadie”, dijo.

“Su objetivo era demostrar que podía pasar los accesos de cualquier forma. Luego levantar la camiseta del nene en la popular, algo que podría haber espantado a todos los que estaban al lado”, agregó.

“Si no hay seguridad en River, menos en el G20”, era el mensaje que quería dar según el abogado.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario