Los medios contra mi…¡no me anda el celular!

Por  J. Possetti

Cuántas veces hemos sentido eso cuando intentamos hablar por telefonbo, mandar un mail o entrara  las redes sociales desde el celular sin una respuesta positiva.

Resulta que el “boom” de de ventas de Smartphones, el  afán de mensajearse con WhatsAap, mantener sincronizados el e-mail, acceder a Facebook, Twitter y demás desde cualquier lugar, atrae cada vez más a los consumidores y se estima que hay alrededor 10 millones de smarthphones en Argentina (un 25% del total de la población) y esto trae consecuencias.

A la masificación en el consumo de Smartphones se asocia directamente un problema…

Pareciera en Argentina imposible en ciertos momentos del día enviar un mensaje por WhatsApp, BBM, cargar una página web y hasta realizar una llamada. Y no es extraño que si logramos realizar la llamada, esta se corte en medio de la comunicación.

Y resulta que el problema se origina técnicamente en base a la gran cantidad de usuarios de smartphones y a la poca capacidad de las redes 3G. La capacidad de las redes de telefonía no dan abasto para hacer frente a las demandas de los usuarios de smartphones  la fabricación de estos equipos se masificó tanto que su precio es muy bajo y dejó de ser un producto “de lujo” (hay smarthphones desde $400 y planes de datos de internet desde $1 por día en algunas prestadoreas)

Las antenas tienen una capacidad limitada de soportar una cantidad de usuarios simultaneos y el espectro radioeléctrico es acotado y no da abasto (se necesita un rango de frecuencias designadas y delimitadas para hacer posible las comunicaciones)

La escases de antenas de telefonía celular, por un lado por falta de inversión por parte de las empresas prestadoras de servicios (que año a año prometen inversión, pero luego nos damos cuenta de que no es así) y por otro lado lo engorroso que es para estas, más allá del presupuesto, instalar una antena debido a la oposicisión de los propios usuarios, que no permiten instalación por el “supuesto” riesgo cancerígeno que estas ocasionan, e inclusive, reclaman remover existentes, (acá hago un paréntesis, y digo “supuesto” porque en el 2011 la OMS calificó como potencialmente cancerígenos los campos electromagnéticos de la telefonía celular y 3G ubicándolos en el mismo nivel de nocividad que la cafeína y el plomo, aunque científicos expresaron en varias oportunidades que no existe estudio concluyente  capaz de demostrar esto e inclusive la propia OMS es la que fija la potencia de irradiación de las antenas)

Con todo esto, solo resta hablar sobre posibles soluciones. El panorama no es alentador, y la única solución inmediata porparte de los usuarios es el Wifi, a la espera de la aparición de la tecnología 4G aunque está muy lejana de ser implementada en Argentina aún, ya que el estado todavía no asigno las frecuencias correspondientes en el espectro, aunque las prestadoras ya comenzaron a realizar pruebas.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: