¿Qué es el desentierro?

Pero lo primero que hay que hacer para comenzar los festejos es desenterrar al diablo del carnaval, un pequeño muñeco (pujllay) que imita a un diablo y que simboliza al sol, quien para los locales es el encargado de fecundar a la tierra (Pachamama).

Creencias y ritos populares, pero también muchas filosofías de vida propias, todo vale para divertirse. La fe religiosa se fusiona con las creencias populares y lleva a que en el centro y en los alrededores de los pueblos comiencen los esperados y excéntricos festejos.

¿Quién es pujllay?

Es el espíritu alegrón que es desenterrado una vez al año y debe volver a ser enterrado al ocaso del carnaval y va a animando a cada uno de los presentes con su voz chillona, haciendo bromas e invitando a bailar y celebrar.

Diablo.jpg

Porque el carnaval es eso. Descontrol, alegría, diversión y fiesta. Para dar comienzo al carnaval se debe desenterrar el "Pujllay" (Diablo carnavalero), que estará en un mojón junto al río, en los altos o al pie de un cerro. Ese muñeco rojo alegórico del demonio se constituyó en el diablo oficial de la celebración y se disfrazará como tal, adornado además con espejos, lentejuelas y cascabeles. El será quien animará los festejos y armará las parejas en los bailes, donde prevalecerán los típicos carnavalitos, taquiraris, cuecas, zambas y sayas.

Pero ser el diablo de una comparsa es también un honor y un orgullo. “El Titulo” dura un año. Lo ideal es que no se sepa quién es y ese es el motivo del cambio de voz.

Si el diablo te convida, no podés decir que no. Si te invita a bailar tampoco y si te lleva… de allí la famosa frase: Soltame carnaval.

Los trajes coloridos y cada vez más estilizados llevan espejos de todas formas y tamaños que permiten, junto a las máscaras y a sus típicos cuernos, ocultar a cada uno de los que participan en estos festejos.

Ya no importa quién es quién, ni quién se encuentra detrás de la máscara. Es como si el diablo se apoderara de los cuerpos y los uniera en endiablados bailes en los que cada uno de los participantes recupera su identidad sólo cuando abandona su vestimenta, para volver a inhibirse.

Durante estos días, todo será alegría en Jujuy, abundarán las comidas y bebidas regionales, con invitaciones gratuitas a vecinos y forasteros, y cualquier patio será bueno para armar un "fortín" con músicos de la zona. Las comparsas invitarán comidas y bebidas, vestirán atuendos coloridos y bailarán por las calles, acompañadas por los músicos.

Carnaval en Uquía
Carnaval en Uquía
Carnaval en Uquía

Hasta el otro Carnaval…

Para el cierre del carnaval, en medio de llantos e imploraciones el diablillo será devuelto a la tierra, para lo cual cavarán un hoyo, en el que colocarán ofrendas, como comidas, bebidas, tabaco y hojas de coca, para que el año próximo vuelva a presidir la gran fiesta del carnaval jujeño.

Finalmente se llora, porque hasta el año próximo los hombres vuelven a la rutina, al aburrimiento y a las inhibiciones para seguir siendo considerados “normales”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario