¡Atención!. 

Qué pasa si mi perro come cucarachas

Las mascotas, especialmente los perros, son muy curiosos y pueden toparse con situaciones inesperadas al comer insectos como las cucarachas.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Los perros son animales curiosos por naturaleza, y su afán por explorar su entorno puede llevarlos a situaciones inesperadas y peligrosas. Uno de ellos es que consuman cucarachas, un insecto comúnmente asociado con la suciedad y las plagas domésticas. Sin embargo, detrás de esta aparentemente inofensiva criatura, se esconde un conjunto de amenazas para la salud de nuestros queridos peludos.

Las plagas de cucarachas en casa

Científicamente conocidas como Blattodea, las cucarachas son insectos que suelen esconderse en lugares oscuros y húmedos, como rincones de la casa o desagües. Además de su desagradable apariencia, estas criaturas son portadoras de diversas enfermedades debido a su estilo de vida y hábitos alimenticios. A menudo, se alimentan de alimentos en descomposición o residuos, lo que las convierte en una potencial fuente de contaminación bacteriana.

Enfrentar una plaga de cucarachas en el hogar es una experiencia desagradable. Su presencia puede provocar asco y malestar, y la erradicación puede ser un desafío considerable. Para quienes tienen perros como mascotas, existe una preocupación adicional: ¿qué riesgos enfrenta nuestro amigo peludo al encontrarse con una cucaracha?

image.png

Te puede interesar: Por qué no se debe pisar las cucarachas

Los peligros que tus perros coman cucarachas

Es crucial comprender que los perros pueden sentirse atraídos por objetos o criaturas en movimiento como las cucarachas. La ingesta accidental puede tener graves consecuencias para su salud.

Las cucarachas pueden ser portadoras de enfermedades como salmonela, estafilococos, estreptococos y más de 50 bacterias patógenas, incluyendo la cólera, la meningitis, la brucelosis, el tétanos y la tuberculosis. Estos patógenos pueden afectar tanto a los perros como a los gatos en el hogar.

Los síntomas de una posible infección después de que un perro haya consumido una cucaracha pueden variar, pero pueden incluir fiebre, diarrea, vómitos, cambios en el comportamiento y falta de apetito. Estos síntomas son una señal de alerta y deben ser evaluados por un veterinario de inmediato. Es importante señalar que estos síntomas también pueden estar relacionados con otras infecciones bacterianas, lo que hace difícil identificar si una cucaracha fue la causa directa del malestar de la mascota.

Es relevante destacar que, independientemente de si la cucaracha estaba viva o muerta al ser ingerida, el riesgo de infección persiste. Las bacterias y patógenos pueden permanecer activos en el cuerpo del insecto incluso después de su muerte. Sin embargo, si la cucaracha murió debido a la exposición a venenos o insecticidas, el riesgo para la mascota disminuye debido a la diferencia de tamaño entre el insecto y el perro.

Te puede interesar: Cómo eliminar las cucarachas y cuidar las mascotas

Precauciones

Si enfrentás una infestación de cucarachas en tu hogar y decides usar insecticidas o remedios caseros, como el ácido bórico, ten especial cuidado para evitar que tu perro ingiera estos productos después de la eliminación de las cucarachas.

Además, si colocás el alimento de tu mascota en el suelo y tienes una plaga de cucarachas, asegúrate de recoger su comida por la noche para evitar que se convierta en una fuente de alimento para estos insectos y potencialmente transmita infecciones a tu mascota.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: