El Gobierno británico expulsará a 23 diplomáticos rusos en la mayor crisis en las relaciones entre Londres y Moscú desde la Guerra Fría. Así lo ha anunciado la premier británica Theresa May, como respuesta al intento de asesinato del ex espía ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, que se debaten entre la vida y la muerte diez días después de haber sido envenenados en Salisbury.

Los funcionarios señalados "identificados como agentes de inteligencia no declarados" tienen una semana para abandonar el país. Se trata de la mayor expulsión de personal diplomático en 30 años.May hará el anuncio oficial de las sanciones tras la reunión del Consejo de Seguridad Nacional esta tarde, horas después que expirara el ultimátum lanzado al presidente Putin para dar "una respuesta creíble" a la intoxicación de Skripal en suelo británico con un agente nervioso conocido como "novichok" y de supuesta procedencia rusa.

El despido de diplomáticos será la primera represalia política, junto a un nuevo conjunto de sanciones económicas y el impulso de una versión británica de la Ley Magnitsky, en vigor en Estados Unidos desde el 2012, para poder retirar los visados y congelar los activos de oligarcas rusos sospechosos de corrupción. Entre otras medidas, el Gobierno británico planea la posible retirada de la licencia para emitir en el Reino Unido a la cadena RT, considerada como el brazo de propaganda del Kremlin.

"Rusia es culpable del intento de asesinato" del ex agente Skripal, ha asegurado con dureza May ante el Parlamento británico, antes de apuntar que "no hay lugar para las élites corruptas en Reino Unido". May ha "lamentado" la actitud de Vladimir Putin, ya que muestra un "completo desprecio" a pesar de que Reino Unido ofreció a Rusia "una oportunidad" para que diera una explicación.Moscú ha vuelto a reiterar hoy que no tiene relación con el caso del ex espía. "La posición de Moscú es conocida y se la hemos comunicado a Londres por los canales diplomáticos, y se resume en que no tenemos ninguna relación con lo sucedido en Gran Bretaña", señaló hoy el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Poco antes, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo este miércoles que Moscú está "muy probablemente" detrás del envenenamiento del ex agente doble ruso Sergei Skripal en Reino Unido. "Expreso mi total solidaridad con la primera ministra Theresa May frente al brutal ataque, muy probablemente inspirado por Moscú", tuiteó Tusk durante una visita a Helsinki.Al mismo tiempo, la OTAN también ha manifestado su preocupación por el caso del envenenamiento de Skripal, "una violación flagrante de las normas y los acuerdos internacionales" sobre armas químicas, y ha pedido expresamente a Rusia que responda a las preguntas planteada por Reino Unido, según una declaración firmada por el secretario general, Jens Stoltenberg.

Los miembros de la Alianza se muestran "muy preocupados" por el "primer uso ofensivo de un agente tóxico" en un territorio de la alianza desde la fundación de la misma, en 1949.Esta tarde está previsto que se reúna el Consejo de Seguridad de la ONU para tratar el envenenamiento del ex agente ruso, a petición de Reino Unido.

Por otro lado, Rusia anunciaba esta mañana que iba a pedir acceso consular para visitar a Yulia Skripal, que es ciudadana rusa, hospitalizada en la ciudad inglesa de Salisbury junto a su padre, el espía doble Sergei Skripal, desde que fueron envenenados con un agente nervioso el pasado 4 de marzo.Según se ha informado, la mujer, de 33 años, voló el día 3 de marzo de Moscú a Londres para visitar a su padre, un día antes de que ambos fueran envenenados en esa ciudad del suroeste del país.

FUENTE: El Mundo
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario