Se cierra un año muy particular para nuestra provincia. Pero a la vez, hay temas que quedan con un final abierto, y que marcarán el futuro político y social de Jujuy.

El calendario electoral de este año que concluye fue sellando la agenda de los jujeños. La cuestión política ganó en importancia con el correr de los días, hasta que el electorado tomo la decisión de apostar a otras alternativas que se presentaron en Jujuy.

Este mensaje terminó siendo un llamado de atención a las estructuras tradicionales sobre la necesaria renovación bien direccionada que deben realizar, tratando de mejorar la interrelación con la comunidad, sin alejarse de los requerimientos que constantemente realizan.

La decisión de la Red de Organizaciones Sociales y de la Tupac Amaru de continuar con el acampe en la plaza Belgrano, sumando a ello la medida del gobierno de cerrar el diálogo ante este tipo de actitudes, es una clara apuesta al desgaste que se utiliza como herramienta de disuasión, tanto de uno como de otro sector, que no asoma una salida consensuada, al menos momentáneamente.

Una muestra de la decisión que se adoptó con este tema, fue la entrega de bolsones de mercaderías de manera individual, logrando en dos días potenciar este beneficio de manera directa, sin intermediarios, tal como se anuncio en su momento, pero que pone al desnudo la gran cantidad de personas que necesitan asistencia social de manera inmediata. Los bolsones de mercaderías son un paliativo. La solución tiene que se mucho mas completa.

Pero los efectos colaterales del escenario que se vive en la plaza central, muestra un costado de preocupación de comerciantes y de la sociedad que observa el perjuicio de que son víctimas los negocios de la zona, que ven sus ventas por el piso, mientras el conflicto subsista. Lo mismo sucede con las plazas hoteleras del lugar y el turismo que ve amenazada la presencia de visitantes ante este tipo de hechos.

Por otro lado, la actual administración trata de no atarse a este tema, aunque realiza un permanente monitoreo. Recorridas por establecimientos educativos del interior, la ayuda para hacer frente a la sequía a las comunidades, mas las gestiones realizadas en Buenos Aires para garantizar el pago de haberes a la administración pública, forma parte de la agenda del Gobernador Gerardo Morales, quién permanece con la estrategia de imprimirle dinamismo, a menos de un mes de asumir la gestión, atendiendo la problemática de distintos sectores y comunidades del interior.

El acuerdo al que arribó con algunos sectores gremiales, busca acercar posiciones con los mismos. Aunque algunos apostaron a las medidas de fuerza, otros buscan el consenso. En este juego, el papel del Ministerio de Trabajo, en su primera tarea de reuniones con los gremios, mostró que faltan aceitar algunos resortes en las negociaciones, contando con un panorama en donde las reuniones serán más constantes de lo habitual y. marcando a la vez que las paritarias previstas para el próximo año serán determinantes para lograr la paz social en Jujuy.

Un año cargado de dinamismo y cambios esta llegando a su fin. Lo nuevo esta por llegar, los problemas existentes buscarán las soluciones que deben tener, pero con el aporte de todos los sectores. Ese es el desafío en el que todos debemos estar incluidos para tratar de estar y sentirnos mejor.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario