La quinta fecha de la Champions League se cerró esta tarde con ocho partidos, y el plato fuerte de la jornada fue la vuelta de Lionel Messial mayor torneo de clubes de Europa, luego de haber sufrido una fractura en el radio de su brazo derecho, el pasado 20 de octubre ante el Sevilla.

El rosarino estuvo presente en la visita de Barcelona al holandés PSV, por el Grupo B. Los de Valverde necesitaban sumar al menos un empate para sellar su clasificación a octavos de final. Pero lo sobró al gigante catalán: se impuso 2-1 en Eindhoven para garantizar el liderazgo en el grupo.

El Barcelona disputó -sobre todo en el primer tiempo. un partido parejo, con pocas llegadas, con algunos riesgos, sin grandes actuaciones individuales. En apariencia, al cabo de la etapa inaugural, un partido de esos que se resuelven en un detalle. "Partido de un gol", como dicen los que conocen las escaleras que conducen a la popular. O algo así.

Pero había otro capítulo. El que siempre se puede esperar. El de Messi. El del Mago. El del hombre capaz de transformar un partido incómodo en una celebración del gol estupendo.

Embed

Arrancó apenas atrás de la mitad de la cancha. Vio obstáculos y vio posibilidades. Gambeteó en su velocidad de crack irrepetible, se la pasó a Ousmane Dembelé, fue a buscar la devolución y definió a su modo y manera: impecable.

Después de Messi sucedió un partido distinto. Más atractivo. Con más espacios. Con más llegadas. Incluso hasta menos previsible. También hubo dos goles: el primero, el que resolvió la cuestión para los blaugranas, a través de Gerard Piqué. Luego, el descuento tardío de De Jong, a ocho minutos del final. El desenlace ya estaba escrito.

El equipo de Valverde no contó con siete jugadores, todos ellos lesionados. Así, la "enfermería" del Barcelona la componen Luis Suárez (molestias en la rodilla derecha), Rafinha (rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda), Sergi Roberto(rotura en el semimembranoso de la pierna izquierda), Arthur(sobrecarga en los aductores), Jasper Cillessen (rotura del recto anterior), Vermaelen (lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha), y Sergi Samper (se recupera de la operación por la fractura en el maléolo peroneal y ruptura del ligamento lateral interno del tobillo izquierdo).

Además, por el mismo grupo, el Tottenham de los argentinos Mauricio Pochettino y Erik Lamela venció 1-0 al Inter de Mauro Icardi y Lautaro Martínez. El triunfo del conjunto inglés lo ubica segundo, con los mismos puntos (7) que los italianos, y con la posibilidad de buscar la clasificación en Barcelona, en la última fecha. Inter, ese día, recibirá al PSV.

Por otro lado, Atlético de Madrid se impuso 2-0 al Monaco con goles de Koke y de Griezmann y se clasificó a los octavos de final. Otra vez de la mano de Diego Simeone.

FUENTE: Clarin
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario