Aceitar las relaciones con quienes eventualmente pueden llegar a acceder al gobierno nacional, parece ser una de las consignas prioritarias del la administración que asume la provincia el próximo 10 de Diciembre.

No en vano se trata de aprovechar cuanta visita llega a Jujuy como sucedió la semana anterior, con la llegada de Esteban Bullrich, actual Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y eventual funcionario nacional de la cartera educativa en caso de que Macri gane el balotaje.

Mantuvo reuniones con el equipo técnico del IPP y además trazó un panorama de lo que será la gestión en caso de acceder a este ministerio, consolidando la relación con las provincias y sobre todo, buscando la afinidad con todos los sectores, teniendo en cuenta que, desde su punto de vista, el diálogo es prioritario y sirve para poder destrabar inconvenientes, como así también la capacitación y jerarquización de la actividad docente.

La visita de Gabriela Michetti también sirvió para saber cual es la estrategia en cuanto a temas actuales de nuestra sociedad, tal es el caso de la violencia de género y como desde las estructuras estatales se puede comenzar a cambiar esta realidad, sin dejar de lado la coyuntura regional y los aportes que se pueden hacer para tratar de revertir situaciones complejas que se observan a futuro.

Todas estas reuniones y visitas, demostraron el grado de afinidad que tratan de mantener entre el frente “Cambia Jujuy” y sus aliados nacionales, a pocos días de realizarse el balotaje en nuestro país.

Muestras de acercamiento de los referentes nacionales que causa cierta sorpresa en algunos, ya que Jujuy no es una plaza electoral que pueda revertir tendencias a nivel nacional, pero estas presencias importantes de uno de los frentes que compiten en esta segunda vuelta, causa cierta admiración.

El cierre de campaña a nivel nacional que realizará Mauricio Macri en la ciudad de Humahuaca, también causo sorpresa en propios y extraños. A pocos días de haber participado de reuniones en Purmamarca, con movilizaciones y caravanas en distintos barrios de nuestra ciudad, nuevamente Jujuy es protagonista por esta presencia de uno de los presidenciables quien decidió realizar el cierre de campaña a nivel nacional en esta provincia.

Cuando se le consultó en su última y reciente visita a Macri si volvería a Jujuy, dijo que lo haría las veces que fuera necesario, lo que nadie imagino es que no pasarían muchos días para volver a contar con su presencia y para el cierre de su campaña presidencial, que no es poca cosa. En definitiva, a Jujuy siempre se vuelve.

Sin embargo, estos encuentros que se registraron, le dieron tiempo al gobernador electo Gerardo Morales de mantener con perfil bajo, en las medidas de las posibilidades, los anuncios de la conformación de su gabinete. Su afirmación sobre que los nombres de quienes serán sus colaboradores los daría después del balotaje, solo descomprimieron la situación por algunos días, nuevamente la ansiedad ganó las calles y las danzas de nombres, se hizo presente en los pasillos políticos provinciales.

Por ahora, lo importante para la gestión de Morales, es saber cual es la situación en que recibe la provincia, mas allá del cruce de informaciones y teniendo en cuenta las reuniones que se llevaron a cabo por ejemplo, en el Ingenio La Esperanza, en donde recibió un panorama de la situación y a partir de ahí poder articular acciones para mantener la actual estructura o realizar cambios dentro de la tarea que se vino realizando en este ingenio.

Hasta el momento, las reuniones con los sectores internos de este ingenio le plantearon un panorama en donde tendrá que moverse de forma tal, que el delicado equilibrio alcanzado no se pierda hasta tanto las soluciones de fondo lleguen.

También los sectores gremiales comenzaron a marcar la cancha a la nueva gestión, para conocer como se van a articular distintos pedidos efectuados, como la ayuda extraordinaria y otros temas que deja la administración saliente. Con las mal acostumbradas medidas de fuerza, la semana se cerro con paros en la intersindical de gremios estatales reclamando lo que anunciamos anteriormente, como así también el futuro de los precarizados y jornalizados de la administración pública, entre otras cuestiones. La reunión prevista para esta semana entre el gobernador Morales y los referentes sindicales, mostrará una situación muy particular. Antes eran recibidos para escuchar las demandas que el Ejecutivo no les daba respuestas. Hoy, esas mismas demandas deber ser respondidas por quienes regirán el destino de la provincia a partir del 10 de Diciembre, y son los interlocutores de entonces quienes tienen que brindarlas. Cosas de la política.

El silencio parece ser el mejor mensaje que transmite el justicialismo por estos días. Salvó algunas reuniones esporádicas de dirigentes que intentan salir del fondo, mucho no se observó en el partido que deja el gobierno después de 32 años. Ni la campaña de Scioli por el balotaje logra motivarlos. Solamente esfuerzos individuales, nada mas. Y eso se nota.

Algunos señalan que los días de luto por lo sucedido en las elecciones generales ya pasaron y que es necesario reorganizarse políticamente de cara al futuro. Un futuro que merecerá una profunda y sincera autocrítica sobre los errores cometidos, pero que tiene que servir para reagrupar a los sectores internos y proyectar sobre lo inmediato. Todos esperan para ver quién toma la iniciativa. Seguramente después del balotaje se podrá observar alguna movida. Por ahora, puertas adentro del justicialismo, el silencio es salud.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario