La ciudad de Dubbo (Nueva Gales del Sur, Australia) sufrió una fuerte tormenta de arena el 31 de diciembre, lo que impidió realizar los festejos por el recibimiento del 2019.

Los vientos alcanzaron los 78 kilómetros por hora y formaron una pared de arena de más de 4 kilómetros de altura. Por la tormenta, las autoridades de la ciudad de Dubbo suspendieron el lanzamiento de los fuegos artificiales para festejar el año nuevo.

"Se sabe que las tormentas de arena propagan partículas a hasta 4,5 kilómetros de altura en la atmósfera, con la altura promedio de una tormenta de arena de 1-2 kilómetros", explicó la meteoróloga Kim Westcott, citada por los medios australianos.

"Durante los períodos secos prolongados, las tormentas de arena son frecuentes, mientras que en las épocas más húmedas las tormentas de arena son muy poco comunes debido al aumento de la vegetación y la humedad del suelo que atan las partículas de polvo (arena, arcilla o cenizas) a la superficie", detalló.

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario