En el juicio en el que está involucrado, la fiscal María del Carmen Rogliano acusó de asociación ilícita y evasión a María Susana Moreno, Alicia Samid (hermana del empresario), Lilian Lastoria, Luis Balanho, Zoraida Martín, Teresa Fornasier, Claudio Pileoo, Roberto Cañete y Francisco Burgos.

Embed

La causa contra Samid no es nueva. Empezó por una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en 1996, hace 23 años. La estrategia del empresario dueño de carnicerías era aplazar lo máximo posible la instancia de juicio oral hasta que prescriba.

"No me voy a presentar con estos ladrones. Prefiero ser prófugo que preso político. Soy opositor a este Gobierno y sé que esto es un problema político y económico. Este es un Gobierno de ladrones y se han robado todo", dijo Samid.

samid 1.jpg

En aquella época, el ente recaudador sospechó que Samid y los nueve enjuiciados habían formado una asociación ilícita para evadir el pago de impuestos en su cadena "La Lonja", además de vender presuntamente parte de la faena en el mercado negro.

El "pagadiós" de Alberto Samid: dejó una deuda de 500 mil pesos antes de darse a la fuga

El dirigente peronista salió del país antes de que la justicia ordenara su detención. Además, se fue sin pagar cinco meses de alquiler de un local de Cañuelas donde tenía una de sus carnicerías.

El empresario Alberto Samid, sobre quien pesa una orden detención por haber faltado dos veces seguidas a un juicio, se fue del país y dejó una deuda de unos 500 mil pesos de un local que alquilaba para una de sus carnicerías. La propiedad pertenece a un hogar de ancianos de Cañuelas, que utiliza el pago de la renta para sustentar sus gastos.

"Recibimos el local como una donación de una señora y cuando llegamos a la propiedad, Samid ya la había ocupada", señaló Silvia Biato, presidenta del Hogar de Ancianos San José de la ciudad bonaerense. "La situación estuvo así como nueve años, y cuando se le venció el contrato nosotros decidimos no alquilarle más, pero nos dijo que no se iba a ir. Llevamos adelante un juicio y varias instituciones de Cañuelas nos apoyaron", explicó.

Según contó, Samid pagó como correspondía hasta que en octubre de 2017 dejó de hacerlo. Cinco meses después, el empresario abandonó sorpresivamente el local. "Nos enteramos por una vecina que estaban cargando las cosas. El carnicero llegó ese día a trabajar y se encontró que le estaban vaciando el negocio", señaló.

“Se fue sin pagar cinco meses de alquiler y tiene una deuda de luz de más de 300 mil pesos. Además, tiene dos cautelares que le hicieron los propios empleados del frigorífico", denunció la dueña del local, que detalló que la deuda supera los 500 mil pesos. "El dinero que entraba era vital para el hogar", expresó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario