La respuesta más acertada sería, no filmarse (o no generar este material).
Pero, si Ud. tiene videos privados o material confidencial en sus celulares o computadoras, existen básicamente tres escenarios típicos o posibles en la que este material puede llegar a manos de terceros:

•    Prestar el equipo o celular: si nos ponemos a recordar, probablemente más veces de la cuenta hemos prestado nuestro móvil o hemos puesto nuestro equipo (sea de escritorio o portátil) en manos de una persona para hacer una consulta en Internet, o mostrar una foto, sin tener verdadero control de que no usen el dispositivo para otro fin, o se encuentren con un material que pueda rápidamente ser enviado a una cuenta de correo personal.

•    Llevar el equipo a arreglar: en continuidad con el punto anterior, ¿cuánta confianza se deposita en aquellos que reparan nuestros equipos? En este caso, el problema se agrava ya que muchas veces estas personas pueden tener un acceso ilimitado y con tiempo a todos los archivos de la computadora, donde muchas veces pueden estar los contenidos íntimos.

•    Pérdida o robo: aún más complicado que los pasos anteriores, es cuando se pierde o es robado un dispositivo portátil (sea un smartphone o una computadora), ya que si este no está protegido los que toman control del equipo pasan a ser directamente desconocidos quien ni siquiera tienen el riesgo de que se sospeche de ellos.

Ahora:  ¿es posible que alguien tome control de los mismos y no los pueda visualizar? Seguro que sí, veamos…

•    Para empezar, hay que recordar que los equipos cuando tienen información confidencial son aún más sensibles, y hay que evitar entregarlos en manos de otra persona que pueda tener control total.

•    Aún así, hay que asegurarse que todo contenido privado esté protegido con una contraseña, tanto la de bloqueo del dispositivo, como así también de los recursos que permiten almacenar en carpetas privadas.

•    Finalmente, ante el robo o pérdida del dispositivo, alguien podría tener acceso a los archivos y, más allá de la contraseña, tener encriptado el disco o la memoria es la mejor garantía que la información privada y confidencial no podrá ser accedida.

•    En el caso de los móviles, especialmente Smartphones, hay aplicaciones que una vez instaladas (remotamente desde internet) uno puede bloquear el dispositivo en caso de pérdida, o eliminar definitivamente todos los datos en él. (El caso de BlackBerry protect)

•    Cabe destacar,(y esto es muy importante) que en la mayoría de los medios de almacenamiento, y en la mayoría de los sistemas operativos, la información “no se elimina” (físicamente) cuando uno presiona la opción “eliminar archivo” sino que en el mejor de los casos, solamente es “ocultada” para que no la veamos y recién se elimina, cuando se escribe en ese sector del medio de almacenamiento (que depende del sistema operativo, puede ser inmediatamente, o después de unos días) por eso, es que hay que tener la precaución de “formatear” el medio de almacenamiento si se desea estar seguro de eliminar datos en el, de otra manera, no hay garantías… Inclusive hay muchas herramientas (software) tanto de uso hogareño como profesional, para recuperar archivos eliminados.

Robo de contraseñas

Muchas veces estos videos íntimos suelen ser enviados por correo electrónico u otro medio de almacenamiento en Internet. De esta forma, si un atacante tuviera acceso al mismo podría encontrar contenidos confidenciales, incluidas las fotos o videos eróticos. El hecho de perder o entregar las contraseñas del correo, o que estas sean vulneradas es cada vez más frecuente y en muchos casos allí se encuentran este tipo de contenidos.

Entonces, ante este incidente (ya lo hablamos alguna vez pero vale recordar):

•    No compartir las contraseñas nunca, y mucho menos cuando estas son el acceso a información íntima.

•    Utilizar contraseñas fuertes para evitar que alguien pudiera adivinarlas. (Esto incluye tener fortaleza en las preguntas secretas) Evitar acceder a servicios con información sensible desde equipos desconocidos que no sean propios, estos podrían tener alguna aplicación para capturar las contraseñas.

•    Si se utiliza un medio de terceros para enviar información sensible, procurar eliminarla luego de haberla enviado para minimizar aún más la probabilidad de que sea filtrada

En síntesis, hay que utilizar el sentido común, saber cuáles son las posibilidades, y probabilidades de que terceros accedan a información privada, y tener en cuenta, que hoy por hoy, con el boom de las redes sociales, whatsapp y demás, un archivo de video íntimo, o privado puede volverse viral en cuestión de minutos.



Juan Pablo Possetti


Consultor IT


PRODIGI - Proyectos Digitales

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario