El obispo César Fernández también reflexionó sobre el actual momento que nos toca vivir por el coronavirus “estamos aprovechando este tiempo también para pensar en los que la están pasando peor. Mantenemos contacto con las comunidades para estar atento a lo que puedan necesitar, sabemos que hay gente que está siendo asistida porque tienen trabajos informales o hacen changas y depende de que haya gente en las calles para poder vender”.

Te puede interesar: Largas filas en los bancos pese a la cuarentena

Sobre la ayuda que se brinda en forma paralela a la efectuada por el Gobierno señaló que “sabemos que desde el gobierno se está haciendo lo posible para llegar a ellos. Desde Caritas hicimos las últimas entregas que teníamos de alimentos y vamos a recibir pronto alguna remesa para sumarnos y atender a los que más necesitan”.

Te puede interesar: Por la cuarentena trabajadores jujeños están varados en Mendoza

Consultado sobre la posibilidad de abrir las iglesias para que los más carenciado y los “sin techo” puedan tener un lugar, dijo que siempre es una posibilidad. “Creemos que en la ciudad estaría más o menos cubierta los lugares ya establecidos para que los que están necesitando puedan pasar la noche y tener alimentos. Todo lo que nosotros de alguna manera podemos poner y haga falta estaremos para socorrer”.

Sobre la iniciativa de rezar desde los hogares de cada uno dijo que “Creo que con lo que estamos viviendo, todos nos damos cuenta un poquito que estamos en las manos de Dios, los que somos creyentes lo sabemos por la fe y tratamos de vivir cada día, aunque estemos en buenas condiciones. Siempre es bueno recordar que la vida es frágil, uno puede salir a la calle en condiciones normales y lo atropella un auto. Esta circunstancia nos hace tomar más conciencia, nos pone como más cercanos y próximos a uno la posibilidad de enfermarse, de necesitar del auxilio de los otros y nos damos cuenta que nuestra vida está en las manos de Dios”.

Te puede interesar: ANSES: Empezó la preinscripción para el bono de $10 mil

“Es un tiempo fuerte de oración, no podemos hacerlo en la iglesia, pero podemos hacerlo en las casas, estamos ayudando para que la gente pueda orientar su oración para Semana Santa, para hacer las celebraciones en familia, y de esa manera tratar de vivir este momento tomados de la mano de Dios. El Papa hoy presidirá una oración pidiendo por estas intenciones que será transmitida en todos los continentes para que nos podamos unir también nosotros en nuestros lugares y pedir que Dios nos ayude a sobrellevar de la mejor manera posible esto que estamos viviendo”.

Te puede interesar: El coronavirus en primera persona: una argentina infectada en Alemania

También se mostró reflexivo sobre el impacto del coronavirus en el medio ambiente “a mi hay algo que me llama la atención de las noticias con este tema y es que en algunos lugares el agua se está limpiando, aparecen de vuelta los animales que en algunos casos están caminando por las ciudades. Hay que tomar conciencia de que nosotros también en el mundo con nuestra acción, podemos hacer mucho daño y romper el equilibrio que son muy inestables”.

“Esto nos llama a un cuidado responsable de la vida del planeta y a una inteligencia que sea capaz de diagramar un mundo sustentable donde no se produzcan estos desequilibrios que muchas veces traen como consecuencias grandes calamidades”.

LA IGLESIA PODRÍA ABRIR SUS PUERTAS PARA ASISTIR A LA PROVINCIA

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario