Con los resultados de las elecciones Paso 2017 definidos, el Gobierno Provincial mira con más alivio las elecciones de octubre, observando una clara muestra del acompañamiento efectivo que tuvo desde el electorado que decidió darle más crédito para comenzar a transitar una segunda parte que puede tornarse compleja.

Gerardo Morales salió al ruedo político, primero de manera un tanto tibia, pero posteriormente impregnó la campaña con su particular estilo, lo que quedó demostrado en el acto realizado en la Federación Gaucha, junto a Mauricio Macri; evidenciando un discurso característico de campaña y mostrándose con sus delfines políticos para reforzar un resultado óptimo para estas primarias.

Apostaron a una estrategia similar en lo dialéctico a lo observado en el 2015 y eso le sirvió para refrescar la memoria de muchos sufragantes que decidieron acompañar nuevamente al actual frente gobernante.

Por el lado de los sectores del justicialismo que dirimían sus cuestiones internas para estas elecciones, muchos no admiten como el votante se decidió por el frente encabezado por Guillermo Snopek, quién tuvo una importante diferencia sobre sus ocasionales adversarios; instalándolo como candidato a senador nacional, pero con posibilidades de poder presidir el partido luego de las internas previstas para los últimos meses de este año.

El nuevo contexto que los instala como protagonistas, los lleva a pronunciar discursos más contemplativos tanto de Guillermo Snopek como de José Luís Martiarena, buscando acercar a todos los sectores internos que estaban dispersos y que se presentaron en estas primarias. No será una tarea fácil. Quienes esperaban otros resultados no disimularon el descontento por esta nueva realidad política. Otros dirigentes, con más años y experiencia sobre sus espaldas, a sabiendas de que los números mostraban tendencias difíciles de poder revertir, manifestaron que tienen que acompañar a quienes se presenten para las generales de octubre, por la simple razón de que el río revuelto que los caracterizó en los últimos años, los llevó solamente a desangrarse de a poco y a esperar el milagro de la unidad que nunca se presentó por la falta de liderazgo. Y los que consideraron esta posibilidad, fracasaron apenas comenzaron.

La izquierda realizó un importante papel dentro de estas elecciones. No sorprendió el posicionamiento obtenido, teniendo en cuenta el papel que venían desempeñando en toda la campaña para estas primarias. Lograron no solo mantener el caudal de votos de las últimas elecciones sino ampliar un poco más, los que los lleva a ser una alternativa dentro de la polaridad de resultados que se venía registrando y que los posiciona con grandes expectativas para las generales de octubre.

En lo electoral, quedan dos meses para que se repasen estrategias y busquen interesar más a un elector que tuvo muchos reparos en participar. Y esto se logra con propuestas ciertas y viables, algo que no se evidencio en estas primarias.

En cuanto a la gestión, servirá esta pausa para repasar cuestiones que no quedaron al margen de lo que fue el acto electoral. Los problemas dentro de lo educativo continúan tan vigentes como antes de estos comicios, las soluciones están distantes y eso debe preocupar para no tener sobresaltos que puedan empañar una estrategia de campaña que puede consumirle el crédito logrado en estas elecciones primarias.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario