Cuesta creer cómo el kirchnerismo prostituyó valores que parecían inmaculados, que estaban más allá de las miserias de los mortales y que podían ser referencia para una sociedad que buscaba aferrarse a valores superiores. Es muy difícil imaginar cómo a un icono de la lucha contra las atrocidades de la dictadura, como Hebe de Bonafini , la transformaron en esa parodia ridícula de la protesta sin sentido y del insulto grosero y el agravio. Esa Hebe que con su pañuelo sagrado se plantaba a los dictadores en la época en que nadie hablaba nada, esas Madres que marchando en silencio lograron hacerse oír ante el mundo entero. Nada cambiará por supuesto el recuerdo de ese coraje épico y único de las Madres, pero qué pena que da verla a Hebe a sus 90 años insultando y repitiendo agravios antidemocráticos. Justo ella que tanto hizo para recuperar esos valores democráticos.

Cristina, De Vido, López y compañía supieron a través de Sueños Compartidos canalizar fondos para sus oscuros intereses. Así aparecieron como los nuevos ricos los Shoklender y la misma hija de Bonafini, y apareció la Universidad de las Madres, un antro de corrupción y libertinaje que el Gobierno con su mayoría automática la estatizó para evitar el escarnio. Para regularizarla la puso a Felisa Micheli, la ministra de la bolsa de plata en el baño, un ejemplo de la decadencia moral imperante. Todos estos armados con el objeto de mover cientos de millones de pesos a la sombra de controles inexistentes y de una impunidad que hoy nos asombra y avergüenza. Para darle marco estaba Ella, la inmaculada Señora del pañuelo blanco, el personaje ideal al que nadie iría a investigar ni atacar por la edad y por su historia; ese personaje que hoy es odiado por gran parte del país que no termina de darse cuenta que a sus 90 años es una pobre mujer a quien llenaron de odio y que por sobre todas las cosas, la transformaron en un ser lleno de agravios e incoherencias, capaz de celebrar el atentado a las torres gemelas, entre otras atrocidades.

Con el caso López y los millones tirados en el convento parecimos estirar al máximo la capacidad de asombro; las imágenes del secretario metiendo los bolsos con 9 millones de dólares a la madrugada y la monjita con toda naturalidad ayudando a introducirlos nos dejaron a todos helados. La capacidad de imaginación para corromper llega al extremo, un convento de clausura está integrado teóricamente por monjitas que no tienen contacto con el mundo exterior. El kirchnerismo todo hizo del convento un verdadero caedero, así vemos registros de Julio De Vido, Alicia Kirchner, José López y familiares. Las dudas también llegan a sacerdotes y obispos. Involucrar en esta maniobra a una monjita de 90 años requiere por lo menos de una mente con una gran imaginación, pero por sobre todas las cosas, de una impudicia sin límites.

Ahora sale a la luz de a poco la situación de Susana Trimarco y su Fundación María de los Ángeles, sospechada hace algunos años de haber sido cooptada por Cristina por las declaraciones que empezó a hacer de un neto tinte político parcializado. Como todo llega y las cosas empiezan a salir a la luz se conocieron detalles del desmanejo de fondos. Ya había polémica con los terrenos del ejército en una zona privilegiada de la capital tucumana que habían sido cedidos a la Fundación; ahora se conocen detalles del manejo de fondos donde de administrar algunos cientos de miles pasó a millones en el año.

La Fundación fue creada en el 2007 con un aporte de $ 12.000. Entre 2009 y el año 2011 manejaba cifras entre 320 mil y 500 mil pesos, en el 2012 el Gobierno Nacional le transfirió 1,2 millones para llegar al 2013 donde se produjo el acercamiento con Cristina y ese año recibió 4,5 millones. En el 2014 el Gobierno le asignó 9,25 millones y en el 2015 la suma de 23.330.348 de los cuales $ 8.074.698  fueron entregados tres días de dejar el gobierno Cristina y le dejó un convenio por el que recibió el 23 de mayo del corriente año 26.600.000 pesos.

A esta altura ya Susana Trimarco era una militante más del oficialismo, empezó a manejar la construcción de viviendas y el sueño compartido tucumano parecía empezar a tomar forma de a poco.

Hoy se encuentra sometida a auditorias y la senadora Silvia Elías de Pérez la denunció en la Oficina Anticorrupción. Sale a la luz el desmanejo de fondos de la Fundación, se conoce que el 90% de los gastos se pagan en efectivo, sin órdenes de pago, no se rinde cuenta en tiempo y forma, se presentan facturas de gastos repetidas, se incluyen gastos de perfumes, zapatillas, ferreterías y supermercados. Hasta pagos irregulares a arquitectos por $ 67.000 o viajes a Chile sin documentación alguna o hasta estadías en el Complejo Cabañas del Golf en la Cumbre–Córdoba. Otro ejemplo más de cómo la plata corrompe todo, esta Susana Trimarco temida por políticos y mafiosos, que supo llevar a la cárcel a la reconocida mafia tucumana de los Ale, que fuera un emblema de la lucha contra la trata y la prostitución, hoy se habla más de ella por sus manejos financieros que por su inmensa lucha por recuperar a su hija Marita Verón.

Otro ejemplo más de la corrupción de la que debemos hacernos cargo, por supuesto. Hay que decir que cada uno es dueño y responsable de sus actos y de última somos los verdaderos responsables de la corrupción, pero como sabía decir un amigo muy sabio, “honesto no es quien no roba, honesto es el que pudiendo robar no lo hace”. La honestidad hay que demostrarla cuando por tus manos pasa la tentación del manejo de recursos como en estos casos, sin duda que el kirchnerismo fue el gobierno más corrupto de la historia Argentina, lo que no deja de asombrar fue la forma en que corrompió todo lo que tocó.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario