Mientras el gobierno trata de asimilar los resultados de las elecciones del pasado domingo, señalando que el principal objetivo de ahora en adelante es priorizar la gestión, muchos señalan que los cambios en el ámbito gubernamental se vienen de un momento a otro.

El propio Gobernador reconoció antes y después del acto comicial, que se iban a realizar algunos retoques en diversas áreas del gobierno, con la intención de potenciar en estos dos años que quedan de gestión, las prioridades que se anunciaron en su momento.

Lo que no queda claro aún, es si el retoque será superficial o mucho más profundo, no solo por los resultados electorales, sino porque se evidencia falta de respuesta de diversas áreas del gobierno que deben replantearse metodologías.

Si bien se señaló como prioridad cumplir con los objetivos que se pautaron al momento de la asunción, el debate interno dentro del justicialismo se hace cada vez necesario, no solo por los resultados de los números, sino que se necesita reorganizar la tropa que quedó dispersa y que es necesario acoplar, si es que tienen aspiraciones de recuperar el terreno perdido en estas elecciones y lograr la unidad para las elecciones del 2015.

A todo esto, los ganadores de estas elecciones, tanto los referentes del Partido por la Soberanía Popular, como de la Unión Cívica Radical, ya mostraron sus intenciones de jugar un papel protagónico para las elecciones de gobernador dentro de dos años, lo que presagia una dura contienda política entre los partidos tradicionales y un nuevo protagonista como lo es la agrupación política que lidera la ahora diputada Milagro Sala.

En este contexto, muchos dirigentes del justicialismo, no descartan la posibilidad de una reunión ampliada, no solo para la autocrítica, sino para analizar nuevamente la incorporación de dirigentes que por distintos motivos, se fueron de la estructura partidaria.

Obviamente que para los ganadores del domingo, las elecciones del 2015 están a la vuelta de la esquina, al menos es lo que quisieran, envueltos en el lógico triunfalismo de un electorado que no solo les da ese voto de confianza, sino que a la vez les generó optimismo a otras agrupaciones como los partidos de izquierda, logrando un protagonismo que va mas allá de lo previsto, superando en esta oportunidad al Frente Primero Jujuy, que no pudo contrarrestar sus propios problemas internos, lo que les ofrece un panorama poco alentador para el futuro de esta fuerza política.

Después del 10 de Diciembre, el panorama será distinto, para los que renuevan y para los que ingresan. A pesar de todo, el justicialismo sigue con la mayoría de diputados, lo que provocará que los otros partidos tengan que sentarse a acordar proyectos que deban ser debatidos y en donde los números a la hora de votar seguirán favoreciendo al oficialismo. La cuestión será hasta que punto podrán avanzar en sus estrategias si es que no cuentan con el apoyo suficiente.

La efervescencia de los triunfos obtenidos en estas elecciones, comenzará a descender lentamente y después, se podrá observar el panorama con más tranquilidad, pero a la vez con el realismo de las cosas que nuestra sociedad reclama a los sectores políticos que les brinden solución. Soluciones que no pueden esperar hasta el 2015.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Las más leídas

Encuesta

¿Qué vas a hacer este finde largo?

Algún plan diferente en Jujuy
Me voy de la provincia
Trabajo
Es un finde más, hago planes con familia y amigos en casa
ver resultados