El Monumental fue protagonista de un momento especial. River le ganó 2-1 a Emelec y quedó como puntero del grupo D, con 8 puntos, muy cerca de los octavos de final de la Copa Libertadores, justo en el partido número 200 de su entrenador, Marcelo Gallardo, al frente del equipo.

El Muñeco recibió una camiseta con el dorsal número 200 y fue ovacionado por los miles de hinchas que fueron al Monumental a vivir una nueva noche de Copa Libertadores, que empezó algo complicada, con un River de escaso peso ofensivo y algunos desajustes atrás.

A los dos minutos, el local tuvo su primera oportunidad de marcar. Lucas Pratto probó al arco y a Esteban Dreer, el arquero de Emelec, se le escapó la pelota y casi transforma ese débil tiro en el 1-0.

Sin embargo, algo desordenado en defensa, River sufrió en los intentos del equipo ecuatoriano y le costó generar situaciones en ataque. A los 15 minutos, Nacho Fernández habilitó a Saracchi, quien desbordó, tiró un sombrero e intentó un remate que fue despejado por el central Mejía.

En esa primera etapa, la mejor oportunidad de desnivelar el cero la tuvo River y fue a los 25 minutos con un tiro libre de Mora. El delantero uruguayo probó al palo de la barrera y la pelota pasó muy cerca del poste.

Fue Pratto, finalmente, el que rompió el cero. A los 20 minutos, el Oso sacó un derechazo en el área y la floja respuesta del arquero permitió que ese remate se convirtiera en el primer gol del delantero para River en la Copa Libertadores.

Abril fue el mes más feliz para Pratto desde su llegada a River. Señalado por su falta de gol, después de aquel tanto del 18 de febrero contra Godoy Cruz, el ex Vélez se destapó el 1°, cuando le anotó a Defensa y Justicia. El 15 volvió a convertir, contra Rosario Central, y este jueves hizo su cuarto gol en el club millonario.

Poco después, Pratto reapareció con otra muestra del sacrificio que le hizo ganarse un lugar como titular pese a la ausencia de goles. Robó una pelota en la mitad de la cancha y habilitó a Pity Martínez. El dueño del dorsal 10 de River dio una muestra de calidad definiendo la jugada por arriba del arquero para afirmar el triunfo.

El gol de Preciado en el descuento solo sirvió para romper con la valla invicta de Franco Armani. El tanto de Ayrton Preciado cortó los 620 minutos que el arquero del momento llevaba sin recibir goles.

Con ocho puntos en cuatro partidos, el equipo de Gallardo domina el grupo D, con dos unidades más que Flamengo, el club contra el que debutó en el torneo con un empate. En la próxima fecha, el 3 de mayo, visitará a Santa Fe, que marcha tercero con cuatro puntos. La zona la cierra Emelec con uno.

FUENTE: Clarín
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario