Informe UCA.. 

El 85% de los hogares que cobran planes sigue siendo pobre

El flamante estudio del Observatorio de Deuda Social de la Argentina de la UCA estimó que el golpe inflacionario de diciembre y enero llevó a que la pobreza en el país alcance ya el 57,4% de la población.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

El flamante estudio del Observatorio de Deuda Social de la Argentina de la UCA estimó que el golpe inflacionario de diciembre y enero llevó a que la pobreza en el país alcance ya el 57,4% de la población, unos 27 millones de personas, de las cuales 7 millones son indigentes; esto es, sus ingresos no alcanzan a cubrir no solo la Canasta Básica Total (CBT), que define el umbral de pobreza, sino tampoco la Canasta Básica Alimentaria (CBA), nivel de ingresos por debajo del cual se cae en la indigencia.

Sucedió, dice el informe, que la devaluación de diciembre produjo un marcado aumento de los precios generales y aunque el gobierno incrementó los valores de las transferencias de las políticas sociales “independientemente de estos esfuerzos del Estado y del incremento observado en las fuentes secundarias de las jubilaciones, pensiones y de los ingresos laborales, se incrementó en forma significativa el porcentaje de población en situación de indigencia y pobreza”.

image.png

Un aspecto aún más asombroso de la profundidad del calado de la crisis económico-social es que a pesar del constante aumento del porcentaje de población que a lo largo de los últimos 20 años recibió distintos planes de ayuda social y de alimentación es que, precisa el informe, los residentes en hogares beneficiarios de políticas sociales presentaron un nivel de pobreza del 76,5% en el tercer trimestre de 2023, un 81,9% en diciembre de 2023 y un 85,5% en enero de 2024″. Esto es, menos del 15% de quienes reciben ayudas sociales puede salir, gracias a esas ayudas, de la pobreza.

Otros hallazgos del estudio del Observatorio de la UCA

  • -Entre 2004 (cuando se inició la serie de estudios) y 2007 hubo una caída en la “auto-percepción de insuficiencia de ingresos de los hogares” (esto es, cuántos se reconocen a sí mismos como pobres), pero luego (esto es, desde hace ya 17 años, “más allá de los vaivenes registrados en este indicador, se observa una tendencia creciente de la insuficiencia de ingresos evaluada desde la perspectiva de los propios sujetos, siendo este incremento más significativo entre los hogares más desfavorecidos de la estructura social”.
  • Cada estrato socioeconómico tiene una percepción bastante ajustada a la realidad de su situación. Por caso, en 2023, el 69,2% de los hogares de nivel socio-económico muy bajo (25% inferior) declararon tener ingresos insuficientes. En el extremo opuesto, en el nivel socio económico medio-alto, el 13,5% de los hogares dijo que sus ingresos no le alcanzaban.
  • A su vez, en los hogares del estrato más bajo con déficits educativos y/o con presencia de niños/as, es más elevada la aut-percepción de insuficiencia de ingresos y las brechas se mantienen o incluso se acentúan” a lo largo de los últimos 17 años.
image.png
  • Entre 2004 y 2008 los hogares relevados por el Observatorio percibieron un aumento de su capacidad de ahorro, pero luego, “más allá de los cambios de corta duración … se evidencia una tendencia decreciente en la capacidad de ahorro, siendo la misma generalizada”.
  • Aquí también, lógicamente, hay una alta correlación con el nivel de ingresos. Solo 2,3% de los hogares de nivel socio-económico muy bajo (25% inferior) declaró tener capacidad de ahorro, deficiencia que se acentúa en los hogares con déficit educativo y presencia de niños.
  • Las sucesivas crisis económicas deterioran la capacidad de ahorro de los hogares y hacen cada vez más difícil volver a niveles previos. Solo 28,4% de los hogares de nivel de ingresos medio-alto dice tener “capacidad de ahorro” y al nivel de toda la sociedad argentina, solo el 11% de los hogares declara tenerla. Esto es, apenas uno de cada nueve.

image.png

De la Pre a la Post Pandemia

Al respecto, el Observatorio de la UCA asegura que en el contexto de la pandemia de Covid-19 "se implementaron mecanismos compensatorios novedosos, como ha sido el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), bonos extraordinarios a AUH y Tarjeta Alimentar y refuerzos en la entrega de viandas y bolsones de alimentos o el retiro de los mismos de comedores comunitarios" y que en ese marco, "aumentó significativamente la proporción de hogares perceptores de programas sociales, tanto en las categorías más desfavorecidas como entre aquellas unidades domésticas mejor posicionadas al interior de la estructura social".

De hecho, el estudio observa también que en 2023 la cobertura de los programas sociales es relativamente igual o, según las categorías, incluso superior al nivel de transferencias de ingresos y asistencia alimentaria directa existente en la prepandemia".

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: