Con el traslado de Milagro Sala a su nuevo lugar de detención ubicado en la zona de dique La Ciénaga, se cierra un capítulo que mantuvo expectante a parte de la sociedad jujeña.

Aun así, hablando desde el punto de vista judicial, se inicia una nueva etapa en donde debe enfrentar otra causa judicial por amenazas que da comienzo esta semana en nuestra provincia.

Desde el punto de vista político, este cambio de situación tiene una lectura que no debe descuidarse.

Una vez instalada en su casa ubicada en la zona de los diques, comenzó a inundar las redes sociales con mensajes y videos relacionados con el contexto político local y nacional. Pidió por la aparición de Santiago Maldonado y habló también de la situación de las personas que están detenidas a disposición de la justicia y que desde su punto de vista son “presos políticos”. Milagro Sala comenzó a participar en política.

El contexto en donde está le permite más posibilidades de maniobra, al menos por ahora, para poder comenzar a opinar de la realidad actual. Hay que ver hasta dónde tendrá espacio de maniobra. Y el impacto que puede tener a medida que se aproximen las elecciones de octubre.

Con este nuevo juicio a la dirigente, nadie descarta que utilice la misma estrategia que utilizó en el pasado mes de diciembre en el juicio por el escrache al Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas. Al momento de concederle la palabra, utilizó ese espacio para poder hacer oír su voz, llevando al plano de lo político una causa judicial.

Llamó mucho la atención lo sucedido el pasado viernes en donde confluyeron dos movilizaciones que estaban en inmediaciones de la Plaza Belgrano.

Históricamente esta plaza fue el centro de la escena social, cultural y política de la provincia. Miles de movilizaciones se registraron en los últimos años por los más variados pedidos y reclamos. Sectores políticos de todos los colores se pronunciaron desde radios abiertas hasta banderazos; sin descartar las quemas de gomas que lamentablemente se hicieron comunes durante muchos años. Hasta se pautaron horarios para no encontrarse en situaciones molestas de grupos políticos que realizaban pedidos distintos.

La presencia de un grupo de trasnochados arrojándose una argentinidad exclusiva de ellos y ajenos a todos, adjudicándose la verdad absoluta y desmereciendo otros reclamos es, al menos, reprochable. Con insultos y amenazas típica de épocas que uno trata de olvidar, lleva a pensar que la convocatoria que realizaron pidiendo paz y justicia tenía otras intenciones solo conocidas por ellos, y eso debe ser cuestionado indudablemente.

Mientras la coyuntura marca el ritmo de la cotidianeidad de los jujeños, esta semana será de definiciones importantes para el armado de listas de diputados provinciales y concejales de los distintos frentes que se presentarán en las elecciones de octubre.

Diferentes sectores esperan ser convocados para poder participar como candidatos. El justicialismo tendrá una prueba importante para saber si la tan pregonada unidad se observará en la conformación de las listas. La alianza gobernante tendrá también una prueba significativa. Son muchos partidos, algunos no tienen la presencia necesaria para poder buscar un lugar en las listas de candidatos. Y por ahí pasa la discusión puertas adentro de una coalición que necesita aires de renovación.

Pero todo se definirá en los últimos días de esta semana que tendrá sin dudas, sorpresas inesperadas.

 

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario