Y finalmente después de tantas idas y vueltas, Milagro Sala descansa en su mansión del dique burlándose de la Justicia y de la incredulidad de la grandísima mayoría de los jujeños. Pasaron meses de idas y vueltas con acciones y declaraciones plagadas de cinismo y mentiras. En ellas Sala se transformó en una bandera política eficaz contra el gobernador Jujeño y en carácter transitivo contra Mauricio Macri, una verdadera piedra en el zapato para el gobierno local como para la diplomacia argentina que carga con una gran cuota de responsabilidad por haberse dormido y no haber aportado nada a los organismos de Derechos Humanos.

Sin duda que el tema merece ser analizado desde varios puntos de vista:

1)-Los organismos internacionales: tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como la Corte Interamericana de Derechos Humanos dejaron demostrada absolutamente su parcialidad y su funcionalidad a ciertos intereses. Ambos organismos son arbitrariamente influenciados por exfuncionarios kirchneristas donde Jorge Taiana que integra el primero y Eugenio Zaffaroni en la Corte interamericana, fueron determinantes para lograr las resoluciones. Éstos, con la incalculable ayuda de Horacio Verbisky desde el CELS, fueron la usina ideal para alimentar y fundamentar desde lo ideológico y lo jurídico en contenido de las disposiciones.

Desde la falsedad y la mentira fundamentaron una cautelar que no puede justificarse si no es sólo a través de la política. Jamás pudieron fundamentar y demostrar que Milagro Sala haya sufrido agresiones ni físicas ni emocionales, que las condiciones de detención sean malas, que su vida pueda correr algún peligro; todo fue falso teniendo su punto máximo en una visita innecesaria que pareció más para cobrar viáticos y justificar lo que ya tenían decidido que para venir a buscar la verdad.

Decir que Sala en la cárcel estaba desbastada es tan cierto como decir que la totalidad de quienes están presos están desbastados, ¿o alguien cree que se la pueda pasar bien preso?

La credibilidad de estos organismos realmente es muy dudosa: parecieron darle una importancia superlativa al tema Sala dando una imagen de politización absoluta, sin embargo en temas como la situación de Venezuela guardan un silencio absoluto, desde ya coherente con una ideología. La realidad es que los mismos que acá defienden a Milagro también se callan con las atrocidades de la dictadura bolivariana.

2)- La Justicia jujeña da la sensación que hizo lo que tenía que hacer: expresar su disconformidad con lo resuelto pero aceptar la domiciliaria teniendo en cuenta que es una cautelar de Organismos Internacionales a los cuales Argentina se encuentra suscripta y debe acatarlos. Sin embargo los apeló en disconformidad y espera que sea la Corte Suprema de Justicia la que resuelva en definitiva. Objetivamente no se da ninguna de las condiciones para que Sala pueda ser beneficiada con la prisión domiciliaria: tiene menos de 70 años; no tiene a su cargo un hijo menor de 6 años; no puede acreditar ninguna enfermedad; jamás pudo acreditar que su vida corra peligro ni que exista ninguna condición objetiva que justifique una medida que se transforma en un privilegio irritante.

3)-Las condiciones de detención de Sala son realmente agraviantes para los jujeños. Desde sociabilizar esa mansión en la zona de los diques que demuestra en forma contundente todo lo que Sala y su banda se robaron con toda impunidad. Era irritante escuchar declarar que esa propiedad había sido construida no para vivir si no para usarla como casa terapéutica para gente con adicciones, como si para eso hicieran falta baños con costosos jacuzzis, pero eso forma parte del cinismo con que nos acostumbraron en todas las declaraciones donde parece que nos toman por estúpidos.

Por esa casa desfilaron varios jueces y funcionarios políticos y policiales, sus paredes son mudos testigos de cómo se ejerció parte del poder en Jujuy durante los últimos años. Hoy lo que estaba hecho con sueños de grandezas y de poder se transformó en una jaula, de oro pero una jaula al fin, donde por mas amplitud que tengan los ambientes y lo grande que sea el jardín, las paredes con púas arriba y los gendarmes en la puerta siempre le recordarán que es un encierro.

Ahora, ¿tienen sentido semejantes medidas de seguridad? ¿Hace falta destinar 25 gendarmes y 30 policías provinciales para custodiarla? ¿Hace falta tantas cámaras de seguridad, casillas, luces y móviles policiales que al Estado le cuesta más de dos millones de pesos por mes? Plata que no tenemos y que con ella podríamos construir dos casas por mes para los jujeños que no tienen techo porque se los robaron los que ahora debemos custodiar. Realmente es muy frustrante para los jujeños que ocultan su bronca y desilusión en cualquier lugar donde pueden manifestarla.

4)-Vale preguntarse si alguna vez Sala estará presa por todo lo que se robó. La realidad indica que las causas por las que está detenida no tienen que ver con la defraudación al Estado. Está condenada por el ataque al entonces senador Gerardo Morales y a Leandro Despouy; tiene causas por amenazas. La semana que viene va a juicio oral por este motivo. Tiene por agresiones, incitación a agredir, tentativa de homicidio y varias más, pero la famosa megacausa donde están las más de 2000 casas no hechas pero sí cobradas. Da la sensación de que no tomaran cuerpo por mucho tiempo si uno analiza la situación judicial. Por un lado se determinó la jurisdicción provincial después de resolverse sendos recursos de inhibitoria y declinatoria planteados por las defensas de Sala y Luis Cosentini, ambos ya fueron apelados. El juez Isidoro Cruz con la Oficina de Fiscalía de la Acusación se cruzan declaraciones sobre la tenencia de los expedientes lo que habla a las claras de lo lejos que está cualquier definición al respecto.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene para resolver la prisión preventiva y la Justicia Federal podría dar un giro total a la detención si tal como lo resolvió el Tribunal de Casación condena por las amenazas que habían declarado prescriptas y con ella superaría los tres años y se hace efectiva. De ser así Sala podría pasar del dique a la cárcel federal de Güemes. Muchas causas y una gran maraña judicial. Lo que sí quedó claro es que Milagro no es una presa política, su accionar y sus condenas son por delitos comunes por más que algunos quieran tapar la realidad.
Jujuy con Milagro Sala presa y la Tupac desarticulada ganó una tranquilidad bastante grande. Casi desaparecieron los cortes de calles y rutas, las elecciones fueron en paz y sin agresiones ni peleas, no quedó claro el motivo por el que la dirigente fue enviada a cumplir su condena al dique. Tal vez sea esa paz la que se quiere mantener y por eso se consideró tenerla lejos del centro urbano. Con el tiempo se podrá ver si fue la decisión correcta, por lo pronto la presión internacional y mediática dejará de tratarnos a los jujeños como cavernícolas de los Derechos Humanos.

En una de esas capaz que tienen tiempo y se dan cuenta de lo que pasa en Venezuela con el presidente que habla con los pajaritos.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario