Con distintos actos proselitistas, se lanzó la campaña electoral para las elecciones PASO que se realizarán en el mes de agosto. La mayoría de los integrantes de las listas eligieron el interior para el inicio de campaña, visitando cada una de las localidades, trazando el recorrido que culminara seguramente en nuestra ciudad, antes de esta contienda electoral.

El oficialismo eligió Libertador para el inicio de campaña con los principales candidatos a los cargos electivos. Sectores del justicialismo también eligieron el interior comenzando de a poco y tanteando el terreno dentro de una elección que se sabe puede polarizar los resultados, siempre y cuando la izquierda mantenga la unidad pregonada y las expectativas de querer lograr un escaño en el Congreso Nacional; con números que por ahora le sonríen más allá de lo que hasta el momento marcan las encuestas.

Dentro del frente electoral conformado, los candidatos con mayor presencia en este lanzamiento fueron Mario Fiad y Gabriela Burgos, quienes dominaron gran parte de la escena política en este acto, con la presencia del gobernador Morales quién llevó adelante el cierre con un discurso en donde resaltan el restablecimiento de la paz y la justicia, pero además planteando proyectos que aún tienen en carpeta, mezclando lo que se hace de gestión con el proselitismo. Al fin y al cabo, se habla de política.

En este contexto, la renuncia de Mario Fiad al Ministerio de Salud era un tema que se definiría de esa manera. Señalamos en comentarios anteriores las dificultades que trae para su campaña el atender la demanda vinculada a la salud con su precandidatura a Senador Nacional, transitando una delgada línea por un área muy sensible para la sociedad y de eso tomaron nota los ocasionales opositores, comenzando a socavar su imagen con cuestiones como la falta de los recursos humanos en los hospitales y la amenaza de renuncias masivas en el hospital “San Roque”, que terminaron de cerrar la decisión de alejarse de este ministerio para encarar con más tranquilidad un tramo de la campaña que es fundamental.

Conocida esta renuncia, el propio Gobernador señaló que fue por cuestiones personales, como para despegarse de un tema que no es de su agrado; es decir, los cambios de ministros en momentos claves de la gestión. El sueño que acuñaba de nombrar a su sucesor en diciembre, se diluyo en el aire.

En el caso de Gabriela Burgos, su precandidatura se refuerza por sostener discursivamente el pensamiento de Morales sobre los temas sensibles de la sociedad en el Congreso de la Nación demostrado cuando se tocan temas vinculados a la situación de Milagro Sala, defendiendo de las críticas que surgen dentro de este ámbito, sobre las controversias que se reciben por su situación procesal y por el accionar de distintos organismos.

Dentro del justicialismo, tanto Rubén Rivarola como Liliana Fellner, están comenzando a marcar las diferencias notables con la actual administración provincial, recordando promesas electorales que hasta ahora no se cumplieron, marcando las consecuencias que tiene para la población un contexto económico adverso y sin tocar demasiado la situación interna partidaria local. De eso, por ahora, no se habla.

Guillermo Snopek y José Luís Martiarena buscan afianzar su presencia recordando la derrota electoral del 2015 y que forman parte de la reconstrucción necesaria para encarar esta nueva etapa. Pero sin dudas, dentro de este contenido, la batalla principal puertas adentro será en noviembre, cuando se realicen las elecciones internas y se defina el tipo de perfil que tendrá un peronismo fragmentado que apelará a la doble misión de reagrupar fuerzas y mirar de manera más crítica lo que sucede en nuestra provincia.

Sin dudas, la polarización comienza a marcar la cancha en este tramo del año. Despreocupados, o no tanto, de lo que sucede con los preparativos para las PASO, los sectores gremiales que no quedaron muy conformes con la postergada reunión que se suspendió la semana anterior por un viaje de urgencia del Ministro de Hacienda, esperan respuestas. Hay muchos temas que resolver, entre ellos los pedidos de mejoras salariales entre otros puntos de discusión.

Lo que pueda suceder de estas reuniones, que muchos esperan con ansias, determinará parte del futuro político provincial hasta agosto. Si los resultados no son los esperados, estos sectores ya anuncian medidas de fuerza en conjunto, tema que puede opacar la campaña política si es que se efectivizan.

Por lo pronto, el nuevo ministro de salud, Gustavo Bohuid, mantuvo una reunión con los referentes de APUAP para descomprimir un tanto la conflictiva relación que se manifestaba de un tiempo a esta parte, señalando que sostendrán una mesa de diálogo con este sector. En definitiva, busca ganar tiempo.

Hacer política desde la política tiene aspectos positivos y negativos. Buscar generar el interés político desde la falencia de la gestión, termina siendo un boomerang que impactará en los propios intereses de quienes la sostienen. Buscar generar la atención proselitista desde la gestión, deja abierta la posibilidad de la crítica fácil por lo que no se hizo, y se prometió. Sería interesante escuchar propuestas superadoras, pero realistas de quienes tienen intenciones de ser elegidos, algo que parece difícil de lograr en estos tiempos.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario