La toma de tierras por parte del SEOM y de ATSA, reavivaron fantasmas de lo sucedido años antes en nuestra provincia. La forma en que la efectuaron en un sector de Campo Verde, no apta para la construcción, según los conocedores de este tema, fue catalogada como un hecho político, más que por necesidad. Si bien los argumentos esgrimidos por los gremialistas sobre la falta de respuestas a los pedidos de regularización de entrega de lotes y de viviendas para los afiliados a estos gremios es atendible y tiene su grado de legitimidad, la metodología que se utilizó deja mucho que desear y solamente cosecho el rechazo de toda la sociedad, a sabiendas de que este tipo de actitudes no lleva a brindar una solución de fondo y que además, deja al descubierto los intereses de los sectores gremiales que solamente cosechan el malestar de la gente.

La decisión de la fiscalía interviniente de imputar a los principales dirigentes que estuvieron en la toma como responsables, trató de demostrar en este caso, que la justicia actuó de manera rápida en cuanto al encuadre de las responsabilidades, aunque la situación deja un manto de suspenso sobre los tiempos en donde se debería ejecutar el desalojo de quienes están en estos terrenos, en algunos casos, demasiado tiempo.

Por otro lado, la reacción política no se hizo esperar, el Ministro Matuk fue el principal vocero que transmitió en mas de una oportunidad la desaprobación por parte del Ejecutivo Provincial sobre esta situación concreta que se vivió en Campo Verde, manifestando un evidente malestar por parte de la actual administración y anticipando que este tipo de actitudes no lleva a ningún resultado esperado por quienes la fomentan, además de no llegar a buen puerto cuando se toman decisiones de esta naturaleza.

El Gobernador Fellner también tuvo una respuesta contundente cunado se le preguntó sobre la situación generada, descalificando a quienes realizan este tipo de hechos y a lo que la sociedad toda rechaza.

Quién también se sumo al rechazo por la toma de tierras por parte del Frente Estatal, fue le Senador Nacional Gerardo Morales, quien hizo público su rechazo a esta medida, pero a la vez elevó criticas al gobierno provincial para que regularice el tema de las tierras, una materia pendiente por parte del gobierno.

Pero sin dudas, hay silencios que dicen muchas cosas, como las del municipio de la capital, que no pronunció postura alguna sobre este hecho, pensando tal vez que lo mejor es pasar desapercibido, pero es muy difícil hacerlo en un contexto en donde ellos son parte integrante y lo sucedido fue en el ejido municipal, es decir, en el lugar de la administración de Raúl Jorge.

La inauguración de la nueva central de policía trajo aires renovados en la institución, golpeada por hechos que la dejaron mal parada ante la sociedad, como la situación que se vivió en la división robos y hurtos, y que determinó cambios radicales en la misma. Anterior a esta inauguración se comenzó con una tarea de “lavado de imagen”, en donde se invitó a los medios a presenciar lo que es el funcionamiento del 911, y en donde se explicó su funcionamiento y capacidad de respuesta. La inauguración de la nueva estructura servirá para posicionar a la fuerza en otro contexto, mas transparente y de mejor contacto con la sociedad, en la búsqueda de revertir la imagen negativa que tiene la fuerza.

Al margen de lo coyuntural, lo partidario comenzará a buscar posicionamiento en la agenda provincial.

Uno de ellos es la reunión que se llevó a cabo en Parque Norte y que reunió de manera extraordinaria al Congreso Nacional del Justicialismo para ratificar la conformación de frentes en todo el país, decisión que ya había anticipado el Gobernador Eduardo Fellner que se podía dar, teniendo en cuenta la estrategia utilizada en las últimas elecciones generales y que marcara el rumbo a seguir en nuestra provincia, con una serie de encuentros con distintos sectores que en su momento ya integraron el Frente para la Victoria y que seguramente lo volverá a hacer en estas elecciones.

Otro hecho importante que sirve para la agenda política partidaria, es la visita de Mauricio Macri y Ernesto Sanz a nuestra provincia prevista para esta semana, en donde rubricarán en Tilcara junto a Gerardo Morales, el acuerdo político con el partido del jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y que al momento de su anuncio en nuestra provincia no tuvo el impacto esperado. Se verá, a futuro y con el reloj de las elecciones en marcha, si le sirve al senador Morales esta alianza, teniendo en cuenta su pública preferencia por Sergio Massa y el impacto que puede provocarle al electorado provincial.

Pasado y presente, política y sociedad. Una extraña trama que se vivió en la última semana y que comienza a desnudar intereses de algunos, preocupaciones en otros y estrategia en varios de los actores. Solo esperemos que el futuro sea benevolente con los jujeños y que la calme se reinstale nuevamente. Por el bien de todos.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario