Hace algunos meses el Colegio Médico de la provincia planteó la posibilidad de analizar el pago que se le hace a los profesionales desde esa obra social por cada atención, que hoy es de $257, de los cuales $32 pone el afiliado y el resto el Instituto.

Los cambios que estudian incluyen una categorización de los profesionales, es decir, pagar de acuerdo al “currículum” que puede acreditar cada médico, nivel de preparación, especializaciones, cursos y capacitaciones que haya hecho.

El plan prevé estudiar a cada profesional y dividirlos en dos grandes grupos: aquellos que deberán seguir cobrando el coseguro de $32, y los otros, para los cuales se fijará un arancel mayor.

Este nuevo sistema servirá para blanquear una situación que hoy se da, en el cual los médicos cobran ese coseguro de manera discrecional al afiliado. Si se pone en práctica esta nueva modalidad, el Instituto pondría un techo al cobro extra, siempre abonado por el paciente, que elegiría atenderse con médicos que cobren montos distintos.

Luego de que cada médico acredite sus antecedentes que avalen un aumento en el precio de cada atención, se confeccionaría una lista con la nueva relación económica entre la obra social más numerosa de la provincia, los facultativos de distintas especialidades y el afiliado.

El polémico plan no es bien recibido por todos los profesionales ya que rompe el eje central del sistema solidario de salud.

En Salta se aplica un sistema especial, dividiendo a los médicos en A y B, es decir los que cobran o los que no arancel. Según marcan los responsables del instituto salteño, el organigrama resulta beneficioso para los afiliados.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario