Estas semanas hay reuniones decisivas. El ministerio de Infraestructura, Vialidad de la provincia, la Municipalidad de la Capital y la empresa comienzan a desandar el camino para definir cómo será el funcionamiento en una primera instancia.

El puente es el cuarto sobre el Río Grande, une los barrios de Bajo La Viña y San Isidro. Se esperaban algunas exigencias requeridas para habilitarlo, como barandas para peatones, iluminación led y un control de resistencia a cargas. Aparentemente estos requerimientos ya estarían culminándose y según informó la empresa la entrega de la obra está pactada para fines de enero.

Este nuevo puente genera una nueva vía de conexión de la ciudad, por lo que desde la comuna capitalina están expectantes ante el comportamiento del tránsito y el uso de los vecinos para evaluar a futuro modificaciones en los recorridos de algunas líneas de colectivos.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario