La Quebrada de Humahuaca, uno de los paisajes más singulares del noroeste argentino, fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) un 2 de julio del 2003.

Quebrada de Humahuaca (2).jpg

El escrito declaró que la Quebrada de Humahuaca "es un lugar donde el hombre vive y transita con una enorme herencia cultural en medio de un paisaje natural extraordinario constituido a lo largo de 10 mil años de historia".

Durante más de un año un Consejo Interdisciplinario, integrado por funcionarios del gobierno de Jujuy de ese entonces, los municipios, la Iglesia y comunidades aborígenes, recopilaron un valioso material sobre la historia, la tradición y el paisaje cultural que representa la Quebrada de Humahuaca que adjuntaron al pedido de postulación.

Te puede interesar: Quebrada de Humahuaca, nuestra y del mundo

A 39 kilómetros de San Salvador de Jujuy, por la ruta 9, comienza la Quebrada de Humahuaca que abarca unos 170 kilómetros de valles y montañas trazadas de sur a norte. Sobre el cauce del río Grande, que las recorre, las sierras presentan distintas tonalidades de acuerdo a los minerales que las conforman.

Volcan.jpg

Volcán, es el primer pueblito de la Quebrada, desde San Salvador de Jujuy, con una laguna que ofrece abundantes pejerreyes.

Más adelante esta Tumbaya, a 2094 metros de altura con su capilla del siglo XVIII y un manantial donde, según la leyenda, bebió San Francisco Solano.

tumbaya.jpg

Tumbaya es un antiguo poblado donde había asentamientos de las parcialidades indígenas omaguacas. Destaca su capilla del siglo XVIII y un manantial, donde, según la leyenda, bebió San Francisco Solano.

Te puede interesar: Otra maravilla de Jujuy: El Hornocal es el paisaje estrella de la Quebrada de Humahuaca

La feria artesanal de Purmamarca, el museo de historia nacional construido en 1772 en Posta de Hornillos y los carnavalitos de Maimará, son otras de las atracciones de la Quebrada.

Jujuy-Purmamarca.jpg

La histórica Posta de Hornillos, a unos 73 km de la capital jujeña, es otro gran atractivo que no se puede obviar. Creada en 1772, se convirtió en destacamento militar en 1810. Tres años más tarde, el general Belgrano descansó aquí a su regreso de la campaña del Alto Perú. En la actualidad funciona como museo histórico. La iglesia merece una visita.

Posta de hornillos.JPG

Maimará, otro pueblo emblemático de la Quebrada, está situada a 2383m, en el centro de la Quebrada de Humahuaca y de espaldas a los cerros multicolores que conforman la pintoresca Paleta del Pintor, llamada así porque aquí los cerros adquieren tonalidades especialmente atractivas. Resulta curioso el cementerio en altura, ubicado sobre una de las lomas que encierran el pueblo. Los carnavales son muy pintorescos.

Maimará.jpg

En Tilcara se revive la tradición aborigen con la presencia de la fortaleza de Viltipoco, último cacique de la tribu de los omaocas que ofrecieron tenaz resistencia a la colonización española.

Tilcara.jpg

Llegamos a Huacalera y pocos metros antes de llegar al pueblo, un monolito indica la ubicación de la línea del trópico de Capricornio: 23º 27’ de latitud sur. Está a unos 2.600 km del Ecuador. Allí, cada 21 de junio se celebra el Inti Raymi (Fiesta del Sol), celebración de antigua tradición aymara, que se hace en el momento que comienza el solsticio de invierno para recibir el nuevo ciclo agrícola. La edificación más importante del pueblo es la capilla que se encuentra al final de una calle arbolada.

Huacalera.jpg

Uquía guarda también secretos de nuestros antepasados. Este lugar fue poblado por indios uquías, de quienes tomó su nombre. Una de sus curiosidades es la ubicación de su iglesia, que se erige por delante de las casas y es la construcción que se divisa desde la ruta.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario