Tras la polémica. 

Mercosur: Lacalle Pou minimizó el cruce con Fernández

El presidente de Uruguay restó importancia al tenso momento que tuvo con su par argentino el pasado viernes por el Mercosur.

Luego del entredicho que tuvo con el presidente Alberto Fernández durante la cumbre del Mercosur, el mandatario uruguayo Luis Lacalle Pou minimizó el intercambio y apuntó que "los chisporroteos que pueden haber no deben de ser obstáculo" para la construcción del bloque comercial.

Así lo afirmó durante una entrevista con la televisión argentina. Alberto Fernández había criticado a su par uruguayo al advertir que el planteo que realizó durante la cumbre del Mercosur fue "inusualmente agresivo" y "fuera de lugar".

Fue luego de que Lacalle Pou planteó darle más apertura comercial al bloque. Tras las diferencias el uruguayo intentó un camino de diplomacia componedora. "Nosotros tenemos la vocación de integración regional. Tenemos vocación de que el Mercosur sea un trampolín y no un corset o un lastre", dijo, casi parafraseando a Fernández.

"Con Alberto Fernández compartimos un asado, tengo una muy buena relación personal. Los chisporroteos que pueden haber no deben de ser obstáculo, yo por lo menos no lo voy a alegar como un obstáculo", agregó.

Este lunes, el uruguayo se mostró más sereno y señaló: "Confío en el Mercosur y está llamado a ser quien suministre alimentos al mundo; confío en absorber tecnología, en ser un imán para desarrollarse”, sostuvo.

Y luego avanzó sobre su visión estratégica para la región: "Lo que hizo el Uruguay el otro día, a través del Gobierno, fue simplemente plantear algo que hace mucho tiempo que se insiste viendo al Mercosur desde la virtuosidad, de sus posibilidades en este mundo tan dinámico y moderno y no viendo un Mercosur encerrado, que se protege”, afirmó.

Sin embargo, volvió a insistir en la necesidad de flexibilizar el bloque. “diez años más así nos pasa el mundo por arriba", dijo, reforzando su postura. El desafío, para el presidente uruguayo "es abrirse al mundo, salir a venderle al mundo nuestros productos y que nuestros recursos humanos se luzcan; por eso fue lo que hicimos el viernes y vamos a insistir formalmente".

El presidente de Uruguay no ocultó su objetivo: China. Negociar con el gigante asiático con o sin el Mercosur, para superar las desigualdades que surgen ante otros competidores como Australia o Nueva Zelanda, que le ganan en competitividad por las trabas burocráticas.

"Se nos achicó el Mercosur como mercado", advirtió. Y fue todo un mensaje para los socios. ¿Hay forma de superar las diferencias? "Se empieza a solucionar el tema si flexibilizamos que cada país bilateralmente pueda hacer su camino, obviamente, no contradiciendo el espíritu originario del Mercosur", cerró.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: