La primera ministra británica, Theresa May, se defendió este lunes ante la lluvia de críticas de la oposición que recibió en el Parlamento y sostuvo que el ataque coordinado con Estados Unidos y Francia el fin de semana contra objetivos del Ejército sirio fue "legal y necesario" para evitar "más sufrimiento humano".

La principal crítica que enfrentó May fue por haber tomado la decisión de atacar militarmente otro país sin la aprobación del Parlamento, como establece el derecho interno y sin la autorización del Consejo de Seguridad, como requiere el derecho internacional.

May se justificó al afirmar que había suficiente evidencia de que el gobierno sirio de Bashar al Assad estaba detrás del presunto ataque con armas químicas contra la asediada localidad de Douma, una de las pocas en manos rebeldes en los suburbios de Damasco, el el sábado 7 de abril pasado.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario