Salud mental.. 

Ni depresión ni agotamiento, se llama languidez

Es común en estos tiempos no saber definir lo que sentimos; no es depresión, no es agotamiento; sin embargo nos sentimos "ni". Ese estado se llama "languidez".

Por  Maria Eugenia Burgos

Después de la pandemia muchas veces hablamos de depresión y agotamiento, desconociendo verdaderamente el estado en el que estamos inmersos.

Por eso, en el podcast de hoy te propongo un juego con simples preguntas donde las respuestas posibles son "bien", "mal" o "ni".

Empezamos:

- ¿Cómo te va en el trabajo?

- ¿Cómo ha ido tu semana?

- ¿Qué tal va la cosa con tu pareja?

- En general, ¿cómo te sientes?

Si la mayoría de las respuestas fueron "ni"... Puede que tengas languidez, que hasta ahora muchos no sabemos cómo definirla y hasta la confundimos con depresión o agotamiento.

Viendo este estado generalizado en varias personas recurrimos a la licenciada Berenice Ruesjas- Psicóloga Mp330 para conocer del tema.

Lic. Berenice Ruesjas
licenciada Berenice Ruesjas- Psicóloga Mp330

licenciada Berenice Ruesjas- Psicóloga Mp330

¿Qué es la languidez? ¿Puede llegar a ser depresión?

“No es depresión y sí tiene cuestionamientos” comentaba la licenciada Ruesjas. Si bien no debemos asustarnos, si debemos prestar atención y hacernos cargo de lo que nos pasa.

Para muchos es un estado, sin rumbo y sin motor, es un estado emocional donde “no hay propósito para seguir adelante definido, sentimos estancamiento, vacío y falta de pasión”.

No es algo patológico, ya que forma parte de los estados emocionales normales de la gente y todos nos hemos podido sentir así, incluso dentro de un mismo día, con "picos de inspiración y de ni".

Señales

Además de esa apatía constante por todo, hay otras cosas que pueden ayudarnos a detectar la languidez.

Por ejemplo: ¿has ido de casa al trabajo, pero no recuerdas ni cómo llegaste. O te has pegado un atracón de redes sociales y ni sabes lo que viste. No retienes nada?

Eso también es una señal, estamos muchas veces en “automático”, que nos debe dar una las alertas.

También puede sentirse como una desconexión del mundo real, "hay disociación, sensación de no pertenencia". ¿Cómo se come esto? Pues, por ejemplo, vamos por la calle y no nos damos cuenta de nada o vamos a pedir un café y ni vemos a la gente que tenemos alrededor.

Puede haber una desconexión con nuestro propio cuerpo, como no notar las ganas de ir al baño, el hambre, la sed o la saciedad.

langiuidez - deptesión
"La languidez es un aviso, una llamada al cambio, algo que mi cuerpo está haciendo y no quiere hacer más", un llamado de atención para no caer en depresión

"La languidez es un aviso, una llamada al cambio, algo que mi cuerpo está haciendo y no quiere hacer más", un llamado de atención para no caer en depresión

Un precursor de la depresión

Javiera Torres, psicóloga clínica chilena y docente en la Universidad Finisterrae, dice que como indicador de languidez podemos ponerle ojo a las actividades que siempre nos han gustado pero en la que vamos perdiendo interés.

La licenciada Berenice recordaba, que si bien la languidez no es depresión, no podemos seguir adelante sin prestarle atención sobre todo en adultos mayores y adolescentes.

Muchas veces este estilo de vida es utilizado como una forma de protección ante agentes que pueden dañarnos, algo así como seguir adelante sin que me haga daño lo que está pasando, pero nos e puede estar así tiempo completo. Es importante sentir las emociones, el enojo, la alegría y hasta las ganas de hacer.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: