El envío del presupuesto provincial a la legislatura, busca agilizar su tratamiento en las comisiones, pero a la vez romperá el letargo de varios meses sin sesión en la casa de piedra.

La necesidad de que el mismo sea aprobado antes de diciembre, no solo es un requisito que le solicita la nación, sino que el mismo es prioritario antes del recambio legislativo que será el 10 de ese mes, y de tal manera continuar avanzando en la gestión de gobierno de los próximos dos años.

Un presupuesto en donde se mantendrá la misma sintonía de previsibilidad que se venía aplicando hasta el momento, teniendo en cuenta que tendrá el acompañamiento de proyectos que necesitan de un tratamiento importante como lo es el nuevo código fiscal, la ley impositiva con actualización del régimen de tasas por servicios de los distintos organismos del estado, la prórroga de la ley de emergencia, tratando de buscar un presupuesto equilibrado para el 2014.

Pero también preocupa a la actual gestión, lo que puede suceder con las deuda provincial que no está contemplada en el presupuesto aprobado en el Congreso y que necesita de reuniones mas seguidas con los funcionarios de la cartera económica nacional, buscando de que las mismas no tengan un afectación inmediata a los proyectado para el próximo año.

Sin embargo, al margen de los anuncios efectuados en este tema, la cuestión política coyuntural dejó bastantes puntos para poder analizar. Por un lado, sectores que tratan de buscar cierto protagonismo dentro de la estructura del partido gobernante, luego de los resultados electorales, en donde no ahorran críticas a la actual administración apuntando como único responsables por lo sucedido en las pasadas elecciones, solicitando a la vez urgentes reuniones partidarias con una agenda no muy clara de los temas que debería tratar.

Por otro lado, están quienes buscan un acercamiento a la actual estructura tratando de moderar el debate, haciendo necesaria la autocrítica, pero sin llegar al extremo de plantear cambios profundos para lograr quien sabe que cosas.

Desde la dirigencia del justicialismo, se reconoció que es necesaria una reunión con todos los sectores, priorizando no solamente la autocrítica, sino también proyectar una estrategia común para la gestión de la actual administración, y a la vez poder revertir las consecuencias del magro resultado obtenido y, más allá de las discusiones puertas adentro, tratar de plantear estrategias para hacer frente a lo que puede suceder dentro de dos años, tiempo lejano en el calendario, pero para muchos dirigentes, una elección que está a la vuelta de la esquina.

Al margen de lo sucedido en el análisis frió de las elecciones pasadas, lo que llamó la atención fue la convocatoria lanzada a nivel nacional por parte de la liga de gobernadores, que tiene intenciones de reunirse en nuestra provincia dentro de unas semanas, para analizar distintos temas de interés, pero sobre todo para brindar un fuerte respaldo a la gestión de Eduardo Fellner y para marcar el acompañamiento que tiene desde el gobierno nacional y de sus colegas de otras provincias, luego de los números de las pasadas elecciones. Si bien el propio mandatario trató de poner paños fríos sobre la fecha de realización, la convocatoria ya estaría realizada y servirá, de alguna manera para brindarle el apoyo que tal vez no observa internamente.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Las más leídas

Encuesta

¿Qué vas a hacer este finde largo?

Algún plan diferente en Jujuy
Me voy de la provincia
Trabajo
Es un finde más, hago planes con familia y amigos en casa
ver resultados