En reiteradas oportunidades, he hablado de la fundamental importancia que implica la Seguridad Pública en la ingeniería. Sin embargo, encuentro necesario echar un poco de luz sobre este asunto para darle la cabal importancia a todas las actividades ingenieriles que día a día se desarrollan en nuestra provincia.

En primer lugar vamos a analizar la palabra SEGURIDAD. Desde el punto de vista etimológico, se define como: “Libre y exento de todo peligro, daño o riesgo. Cierto, indubitable y en cierta manera infalible”. Ahora bien, desde el punto de vista de la ingeniería nada de lo expresado por el diccionario está más alejado de la realidad.

Para nosotros los ingenieros, la seguridad no es la ausencia absoluta e indubitable de riesgo sino el balance adecuado entre el reconocimiento de un riesgo y las medidas que tomamos para convivir con el mismo, en busca de mejorar nuestra calidad de vida. Para ello, es preciso conocer y estudiar cabalmente nuestro entorno, nuestro medio ambiente, respetarlo y saber nuestra dimensión frente a las fuerzas naturales que tratamos de aprovechar en nuestro beneficio.

Lógicamente, no cualquiera está capacitado para hacer este balance y análisis de nuestro medio y determinar si algo es seguro o no lo es. Los ingenieros tenemos numerosas herramientas adquiridas a lo largo de años como ser los estudios universitarios, estudios científicos, Normas Técnicas, Leyes Nacionales y Provinciales, experiencias de laboratorio de todo tipo, avances tecnológicos de alcance nacional e internacional, foros de discusión, simposios, charlas de actualización, cursos de posgrado y un sinnúmero de horas de perfeccionamiento continuo que logran garantizar que la actividad ingenieril es segura, si y solo si, está enmarcada permanentemente por todos estos parámetros a la hora de ejercer la profesión, garantizando a la población progreso y desarrollo en un marco legal y normativo.

Pasando al vocablo PÚBLICO, la Real Academia Española define como “Notorio, patente, manifiesto, visto o sabido por todos. Perteneciente o relativo al pueblo”. Es decir, que en esta palabra se resume todo aquello que está  marcado por el interés colectivo de una comunidad. Es decir, que están implicados los derechos, el bienestar y hasta la vida de una sociedad. Contrariamente, lo privado solo incluye el interés de un reducido grupo de personas.

En definitiva, la Seguridad Pública en la Ingeniería consiste en desarrollar esta disciplina con la mayor legalidad, calidad y profesionalismo posible para asegurar a la comunidad crecimiento sustentable, progreso genuino y mejorar nuestra calidad de vida. De ahí que se insista tanto con esta idea, para generar una concientización profunda en la sociedad, que, por derecho y obligación, debe exigir el cumplimiento de las leyes vigentes para garantizar la seguridad de todos.


Ing Marcelo Helou

Presidente

Colegio de Ingenieros de Jujuy

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario