Parece una escena de Jason Bourne. O de alguna clásica película norteamericana en el cual las persecuciones automovilísticas, los choques y las maniobras surrealistas son permanentes. Sin embargo, esta vez, ocurrió en la vida real.

En Corea del Sur, el conductor de un camión perdió por unos instantes el control del vehículo que quedó a punto de volcar en plena autopista. A una velocidad mayor a la permitida, el furgón quedó en dos ruedas durante muchos metros y estuvo a un segundo causar una tragedia vial.

Pero la pericia del conductor consiguió revertir el rumbo que parecía inevitable y enderezó el pesado vehículo, en una carretera superpoblada.

Fuente: Infobae

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario