Con el panorama político un poco más despejado luego del anuncio de los precandidatos a cargos electivos nacionales para las elecciones primarias del mes de agosto, se observan muchos nombres conocidos de la política local, algunos que cumplieron funciones en la pasada gestión y otros que buscan la preferencia electoral en momentos en donde los políticos, y no la política, atraviesa un momento de crisis de credibilidad que deberán remontar con el periodo que les queda hacia las elecciones PASO.

Comienza, entonces, la época de seducción hacia una sociedad que analizará cuidadosamente la oferta electoral que se presenta y que marcará el acompañamiento a una gestión o deberán ejercitar cambios necesarios en el futuro.

Luego de lo observado en las presentaciones de los candidatos, las negociaciones hasta último momento estuvieron presentes en muchos frentes, lo que denota lo difícil de buscar figuras potables que atraigan al ciudadano

Algunos conocidos y otros no tanto, comenzarán a buscar el aprecio general. Se inicia una etapa en donde lo propositivo este por encima de la denuncia, muchas veces sin fundamento, que caracterizó en los últimos tiempos las campañas electorales como forma de debilitar al adversario político. Justamente por eso, porque es un adversario y no un enemigo político, las reglas del juego deben ser las que siempre han imperado en nuestra sociedad, y porque es lo que necesita la sociedad para volver a confiar en quienes aspiran a los cargos electivos.

Por lo observado en estas presentaciones, la polarización puede darse entre los dos frentes que más listas presentaron, la del Frente Jujeño Cambiemos y la del Frente Justicialista. En el primer caso, la anticipada presentación de los candidatos busca demostrar que la unidad persiste a pesar de las dificultades en la gestión. Tiene a dos exponentes con mucha presencia en la comunidad como Mario Fiad (que anunció su continuidad al frente del Ministerio de Salud mientras dure la campaña) y Gabriela Burgos, quién apunta a la reelección como diputada nacional. La decisión de Mario Fiad tiene sus riesgos. Estar al frente de un ministerio sensible para la comunidad en plena campaña puede ser utilizado por sus adversarios políticos para socavar su credibilidad como candidato. De hecho, cuando en su momento se anunció su candidatura a senador nacional, muchos ya salieron a criticarlo señalando que debía renunciar si aspiraba a la senaduría. No serán tiempos de bonanza ni muchos menos. Las críticas desde sectores gremiales por la falta de recursos humanos todavía resuenan y esto no tardará mucho en volver a ser utilizado, conociendo la decisión adoptada por el ahora candidato.

El Frente Renovador, que tiene como referente a Carlos Haquim, terminará acercando votos al frente Cambiemos con una interesante propuesta instalando a Ignacio Sadir y Carlos Snopek como candidatos a senadores, mientras que Pedro Segura intentará acercar votos como el candidato más firme para diputado nacional.

Por el lado del Frente Justicialista, Liliana Fellner, Rubén Rivarola, Guillermo Snopek y Martín Palmieri encabezan las listas de senadores nacionales, con una clara apuesta a lograr contener al disperso electorado del justicialismo que buscan reagrupar, con el aporte de los jóvenes militantes que ya venían trabajando en política desde hace bastante tiempo buscando no solamente su espacio, sino también protagonismo; este frente comienza a despuntar como una de las alternativas más importantes ante el oficialismo. En la categoría a diputados nacionales Walter Barrionuevo y José Luís Martiarena pugnarán por la preferencia de los sufragantes. Viejos conocidos de la política local que se encuentran en estas primarias, pero dejando de lado las vanidades y buscando romper la mala racha que los acompaña desde el 2015.

La Izquierda también busca instalar, con la candidatura de Alejandro Vilca como diputado nacional, al primer legislador de nuestra provincia de este sector. Si bien este frente muestra cierta unidad, si logran sobrellevar las diferencias internas que predominaron en las últimas elecciones, puede convertirse en sorpresa.

Pero al margen de las presentaciones de los respectivos candidatos a estos cargos electivos, la coyuntura no da respiro. El paro del pasado viernes por parte del gremio de ADEP, puso en alerta la situación por la que están atravesado algunos docentes. Con las dificultades en el cobro de meses de deuda de reemplazantes y provisionales, esta semana será determinante para saber si es que se efectiviza o no. Pero la protesta observaba también atraviesa una fase importante.

Con las elecciones en el gremio que se realiza el martes, quedará para la comisión directiva que se adjudique las mismas el tipo de protesta que se implementará en caso de que no estén depositados los fondos, un tema no menor en tiempos en donde las definiciones de estos temas no deben demorar mucho, sobre todo si hay familias en el medio que esperan que se les abone lo adeudado.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario