Seguramente nos llevará un tiempo a los jujeños darnos cuenta de la importancia y la magnitud de lo que significa lo firmado en China en esta semana. Como magnitud de la obra podemos pensar que salvo el Paso de Jama, ésta es la de más importancia, pero también debemos decir que es la primera etapa de la planta, son sólo los primeros 300 Mgw de tal vez 1500 que se podrían hacer. Hablar de 1500 no es descabellado cuando en algunas carpetas se habla de 2500 Mgw. Si el Parque Solar llega a lograr producir 1500 Mgw con toda la obra de infraestructura que habrá que hacer para sacar esa energía, estaremos sin duda hablando de la obra más importante de la historia de Jujuy. Pero es necesario hacer algunas consideraciones para entender mejor lo que se logró:

Cuando hablamos de 300 Mgw debemos decir que San Salvador de Jujuy consume 115 Mgw, o sea puede abastecer a dos veces y media nuestra capital, pero hablar de 1500 es hablar de 13 veces lo que consume San Salvador. Es decir que será un vendedor fuerte de energía al sistema interconectado.

En la región el competidor es Salta que tiene otorgado 100 Mgw en la misma zona a pocos kilómetros de Cauchari. Hoy ese proyecto está en sus inicios y sin muchas perspectivas de entrar en etapa de definición inminente, eso lo favorece a Jujuy ya que la nueva licitación se hace en menos de 50 días y Jujuy está mucho mejor posicionado.

El proyecto Cauchari debe estar produciendo energía en junio del 2018. Tener un proyecto terminado otorga una ventaja absoluta, la infraestructura de caminos, servicios, viviendas, logística etc. ya está hecha y sólo es darle continuidad al trabajo, la gente ya está preparada e instalada en el lugar y todo se hace más fácil y con menos costos.

El proyecto Cauchari fue el único en lograr firmar la financiación con estas características. Abrir el mercado Chino no es fácil, en este viaje podemos decir que Jujuy fue el modelo a imitar, el posicionamiento que se logró abre todas las puertas con Nación para poder seguir ampliando esta planta. Es difícil pensar que en la nueva adjudicación de cupos de energía solar Jujuy pueda no ser adjudicado.

El modelo de gestión es realmente original: debemos recordar que en este caso la empresa dueña del proyecto es 100 % del Estado, el Exim Bank presta 331,5 millones de dólares equivalentes al 85 % del total, el otro 15 % lo aporta la Provincia. Nación otorga la garantía soberana y también el contrato de compra de esa energía con Cammesa que ya se firmó a 60 dólares cada mega. La Legislatura Provincial aprobó por ley el endeudamiento ya que se garantiza con la coparticipación esa deuda. Esto generó alguna crítica de sectores de la oposición hablando de que se hipoteca la Provincia, en realidad el monto es impactante, pero también debemos decir que por primera vez nos endeudamos para un proyecto productivo, el préstamo tiene un plazo de gracia para que se lo pueda pagar con la propia rentabilidad de la planta.

El inicio de la obra está previsto para julio de este año y se espera que genere trabajo para 800 personas. Entre el litio y la energía la puna jujeña llega a niveles de empleo jamás pensados, la zona que parecía pobre de Jujuy termina siendo la más rica y la que puede sacar a Jujuy de la postración y la dependencia.

El acuerdo con China tiene un alto componente de mano de obra local y de empresas locales, el trabajo hecho en minería generó una cultura muy importante en materia de proveedores locales. Jujuy desarrolló un importante trabajo con proveedores locales que hoy están muy profesionalizados y son capaces de vender servicios a terceros, en ese desarrollo estará el mejor derrame económico que se puede lograr. Este desafío es muy importante para el Gobierno; Cauchari no sólo será importante en utilidades para las finanzas públicas, debe también serlo por el derrame que deje sobre las comunidades y las empresas jujeñas.

Tanto el proyecto Cauchari como los dos de litio son absolutamente amigables con el medio ambiente, utilizar el sol y evaporar la sal muera son de muy escasa posibilidad de contaminación, esto queda en total sintonía con los permanentes anuncios del Gobierno de la creación de un Jujuy verde.

La energía que produzca Cauchari podrá ser evacuada por la línea de 132 que une Cobos en Salta con Chile, si Salta logra hacer funcionar su proyecto lo que no parece fácil y menos cercano, esa línea queda colapsada y sin capacidad para trasladar más energía. En la efusividad de lo logrado en China ya se habló de la necesidad de construir una línea de 500 megas que puede circular paralela a la vigente de 132, con esta línea se podría evacuar la totalidad de lo que se proyecta hacer en el proyecto. Esta obra para nada menor, significará una inversión de cerca de 300 millones de dólares que se hará en nuestra geografía y generará trabajo local, cuando se hizo la de El Bracho a San Juancito hace pocos años, las torres que se armaron dieron trabajo a empresas locales, entre ellas Aceros Zapla.

Hacer los 300 megas de esta etapa significa construir un parque de 360 hectáreas, según los cálculos que se publican significan 1.500.000 paneles solares que construirá la empresa Talesun que ya dejó entrever la posibilidad de venir a Jujuy a fabricar esos paneles. Para esta etapa los paneles entraran por Jama desde Chile. Según los entendidos durante varios meses deberán pasar 40 camiones diarios por el paso fronterizo para traerlos, Vialidad Provincial ya armó los caminos locales para su llegada.

Nos costará mucho a los jujeños darnos cuenta la magnitud de lo que significa el proyecto Cauchari. El debate legislativo de hace dos semanas para aprobar el endeudamiento demuestra por su pobreza de concepto que no terminan de saber de qué se trata, ni la oposición atacando ni el oficialismo defendiendo dieron muestra de saber de que estaban hablando en realidad. En este Jujuy pobre y tan atrasado en todo, estamos generando una empresa gigante y modelo para el país. Yaciretá posee una potencia máxima de 3200 Mgw por hora y hace rato que produce bastante menos por las turbinas que salen de funcionamiento.

La historia de Jujuy está cambiando. La semana que pasó Jujuy estuvo en la tapa de los diarios del país. Esta vez no fue por malas noticias, ni Milagro Sala, ni Volcán o los desastres naturales. Jujuy fue noticia por su posibilidad de producción. Debemos sentirnos orgullosos y esperanzados. Hace 40 años los pioneros hablaban de Jama, hoy los jujeños empezaremos a hablar de energía. Se abre la puerta a un futuro distinto, a un verdadero cambio de paradigma. En este derrotero la historia parece guardarle un lugar importante al gobernador Morales en la transformación de Jujuy, que Dios lo ilumine y lo acompañe en su sueño.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario